El calvario psicológico y físico de una ganadora de Wimbledon

“Mi ex todos los días me decía que estaba gorda”.
Patricia Cantalejo -
El calvario psicológico y físico de una ganadora de Wimbledon
El calvario psicológico y físico de una ganadora de Wimbledon

Con sólo 28 años, Marion Bartoli ganó Wimblendon, el torneo de tenis más antiguo y prestigioso del mundo. Y un mes después anunció su retirada. Su carrera fue corta, pero intensa. Era la séptima del mundo y había conseguido once títulos WTA. Sin embargo, cuando se habla de esta tenista francesa, no se cita su palmarés, sino su peso.

Cuando la entrevistaron nada más ganar Wimbledon, un periodista de la BBC Radio 5 Live comparó su estética con la de Maria Sharapova. Se levantó tanta polémica que la propia Marion Bartoli tuvo que hablar al respecto: “Honestamente, no me importa. No soy rubia, es cierto; es un hecho. Pero, ¿he soñado alguna vez con ser modelo? No, lo siento. ¿He soñado alguna vez con ganar Wimbledon? Sí, absolutamente”, aseguraba. Un mes después de estas declaraciones anunciaba su retirada.

Cuando ganó Wimbledon pesaba 73 kilos. Meses después rondaba los 80, pero –en julio de 2016- todo el mundo temía por su vida al situarse en tan sólo 42 kilos. Ella hablaba de un extraño virus, la prensa rumoreaba sobre una posible anorexia. En 2016, pasó tres meses ingresada en una UCI en París. En Italia, le llegaron a colocar una sonda nasogástrica. “Temo por mi vida. Tengo miedo de que un día mi corazón se pare. Estoy viviendo una pesadilla. No se lo deseo a nadie”, dijo entonces.

Bartoni ha contado su historia al diario francés L’Equipe. “Me dejé destruir por alguien y no pensé que fuera posible. Cuando me retiré, era la más feliz del mundo. Luego conocí a mi ex novio en mayo de 2014 y todos los días me decía que estaba gorda. Veía una chica delgada en la calle y me decía: ‘Mira lo delgada y bonita que es’”.

Sin embargo, Bartoli se rehízo. En noviembre completó la maratón de Nueva York con una marca de 5 h40 m. Y ha vuelto a las pistas con 33 años (¿¿¿cinco años retirada por culpa de todos esos fantasmas???).

“Quiero demostrarme a mí misma que estoy viva. Si vuelvo, trataré de jugar grandes partidos en canchas grandes y sentir esas emociones nuevamente”, asegura. “Obviamente ahora necesito bajar de peso, entre cinco y siete kilos. No volveré a la cancha si no estoy en mi peso óptimo. Cuando estoy en el CNE (Centro Nacional de Tenis Francés) llego a las 9 de la mañana y me voy a las 9 de la noche. Juego al tenis de tres horas y media a cuatro horas”, ha asegurado.

En mediados de marzo podría competir en Miami: “Me alegra despertar cada mañana, estar saludable y tener la energía para hacer las cosas que quiero hacer durante el día”, ha explicado. Seguro que lo conseguirá.

Y NO TE PIERDAS LAS 5 LECCIONES QUE NOS HA DADO GARBIÑE MUGURUZA

Te recomendamos

Barcelona: próximo objetivo para el Yoga Run de Solán de Cabras...

Tenis, HIIT, yoga, running… distintos deportes, distintos cuerpos, la misma exigencia...

BUFF® presenta el revolucionario tejido DryFlx®...

El espíritu de la maratón más internacional...

Crean un sistema inteligente de entrenamiento que se adapta a ti. ...