El móvil croqueta y otros problemas del verano

Aquí van algunos consejos por si tu smartphone sufre más de la cuenta mientras tu disfrutas de la playa.
Women's Health -
El móvil croqueta y otros problemas del verano
El móvil croqueta y otros problemas del verano

Hablar de verano es hablar de playa, piscina, arena, sol, barbacoas con los amigos, tardes en el chiringuito y días de barco. Son esos momentos que inevitablemente retratamos con el móvil, un fiel compañero de aventuras que puede acabar siendo el gran perjudicado de la historia.


Durante estos meses cuidamos nuestra piel de los efectos del sol y del calor y olvidamos que los smartphones también son sensibles. Tal es así, que según un estudio de PhoneHouse, el 40% de las averías de los móviles se producen entre junio y agosto. Algunos de ellos acaban rebozados de arena, otros acaban en el agua segundos antes de hacernos una foto en la orilla y otros, simplemente, parecen sacados del horno. ¿Te suena? Contratiempos típicos de estos meses de calor para los que tenemos algunos consejos antes de pensar en comprar uno nuevo.


Problema: El primero y más obvio es el sobrecalentamiento.  Entre las acciones que pueden provocar este efecto está la continua visualización de vídeos o dejar el smartphone encima de la mesa de una terraza, como afirma el cofundador del Grupo Monsan y experto en telefonía móvil, Jordi Sans.

Cómo solucionarlo: Fácil. Precaución. En verano el terminal puede alcanzar temperaturas de entre 45º y 50º, lo que hace que el rendimiento general se ralentice. Pero si no puedes vivir sin tu móvil a mano, hay aplicaciones que te harán la vida más sencilla. Por ejemplo iStat2, que monitoria la temperatura de los dispositivos móviles; o Cooler Master, que detalla la temperatura del móvil y detecta los servicios que hacen que se sobresaliente.


Problema: El móvil-croqueta es otro problema típico del verano. Salir de la playa y encontrarte el dispositivo cubierto de arena.

Cómo solucionarlo: Para evitar que esto suceda, puedes comprar una pantalla protectora o ¿por qué no? Do it yourself! Envuelve el móvil con una fina película de papel de plástico de forma que la pantalla siga funcionando. Pero si la arena ya está por todas partes, primero apaga el terminal y después de extraer la batería (si se puede), límpialo con un spray de aire comprimido o una aspiradora con boquilla. Si nada de esto funciona, enrolla cinta adhesiva en un clip de papel y limpia la entrada de los auriculares y los rincones de tu móvil pero con mucho cuidado, no sea que el remedio se acabe convirtiendo en la enfermedad.

Problema: Aunque sin duda, el gran enemigo del móvil, el momento en el que se nos encoge el estómago, es ese en el que se nos cae una bebida encima o directamente, acaba en el agua.

Cómo solucionarlo: En esas situaciones hay que sacarlo lo antes posible y envolverlo en toallitas de papel después de extraer la batería y la tarjeta SIM, la cual limpiaremos a parte para conservar todos nuestros contactos. Pero este método no será suficiente. Por eso te recomendamos que introduzcas tu dispositivo móvil en un bol con arroz crudo, el cual absorberá toda esa humedad que le sobra al terminal. Déjalo por lo menos una noche y ¡a cruzar dedos!

Te recomendamos

Barcelona: próximo objetivo para el Yoga Run de Solán de Cabras...

Tenis, HIIT, yoga, running… distintos deportes, distintos cuerpos, la misma exigencia...

BUFF® presenta el revolucionario tejido DryFlx®...

El espíritu de la maratón más internacional...

Crean un sistema inteligente de entrenamiento que se adapta a ti. ...