13 estados de ánimo por los que pasas cuando empiezas una vida saludable

Si has dado el gran paso, te esperan todos estos momentos...
Women's Health -
13 estados de ánimo por los que pasas cuando empiezas una vida saludable
13 estados de ánimo por los que pasas cuando empiezas una vida saludable

Estás decidida, vas a desterrar esas grasas saturadas, ese azúcar en forma de bollo de crema y te has apuntado al gym con la intención de pisarlo también el fin de de semana. ¡Sí! Has decidido empezar a lo grande con una vida de lo más saludable. Un camino por el que pasarás por diferentes estados…¿quieres descubrirlos?

1. Excitación. ¡La emoción te hace dar saltos de alegría! ¡Te sientes tan preparada para esto! Y es que sientes que ahora es el momento perfecto para alcanzar tus metas y recuperar una vida saludable de una vez por todas.

2. Limpieza. Lo primero es lo primero: tienes que hacer espacio en tu cocina para una vida sana. Así que empiezas a tirar los cupones de descuento para una pizza familiar, tu tableta de chocolate escondida en el cajón de difícil acceso y a deshacerte de tus galletas (esas que sabes que engordan) de una vez por todas. Y tranquila, que si llegan esos (inevitables) antojos, echa un vistazo a lo que puedes hacer.

3. Confusión. Cuando te dirijas al supermercado por primera vez después de la gran decisión, seguramente no tendrás en cuenta lo abrumada que te sentirás ante esos 27 tipos de pasta de trigo integral, los tipos de leche o el sinfín de etiquetas engañosas de los alimentos. ¡Y qué decir de las colas en las cajas repletas de tentadores dulces!

4. Irritación. No sales de casa sin tu botella de agua recargable. Y, ¡sorpresa! Tienes que hacer pis a todas horas. ¡Pero espera! ¿Se incluye como agua saludable la del grifo? Arggg.

5. Logros. Empiezas a cocinar a fuego lento, incluyes en la olla verduras y algunos carnes y…¡uau! esto no es tan difícil como pensabas. Y además está delicioso. Sí, ¡te sentirás como una masterchef!

6. Cocinitas. Y no sólo te sentirás como una auténtica cocinitas, sino que tu familia y amigos podrán beneficiarse de tus habilidades en los fogones.

7. La remolona. Después de esa gran fiesta en casa, te despiertas tan cansada que no puedes poner un pie en el gym. Entonces encuentras la excusa perfecta: parte dos horas creando la playlist ideal para motivarte. ¡No problem! Nosotras tenemos una propuesta para que no pierdas más tiempo. De nada.

8. Vergüenza. Finalmente llegas al gym pero te encuentras cara a cara con la dura realidad: tu look es de lo más anticuado. Para que no te pase eso después de dar el gran paso, aquí tienes estos estilismos para triunfar mientras sudas la camiseta.

9. Gratificación instantánea. Sales de los vestuarios en línea recta hacia la sala de máquinas con tu mejor look y aunque todavía no has empezado a trabajar, ¡ya te ves mucho mejor!

10. La fascinación. Ver como el kilometraje en las máquinas de fitness no hace más que aumentar ¡es una sensación increíble! Y te dan unas ganas locas de compartirlo con todos tus amigos. ¡Motivación máxima!

11. El asco. Y entonces llega ese momento en el que se paran los relojes, aflojas el ritmo y te ves ¡completamente sudada! Perfecto, eso es señal del duro entrenamiento que has hecho…y si crees que es algo asqueroso, ¡para nada! Además, siempre hay tips para evitar sudar (demasiado).

12. Éxtasis. Sales por la puerta del gym con una sensación increíble. Mmmmmm, ¡las endorfinas! Y entonces ves que el mundo gira entorno a una vida mucho más saludable.

13. Obsesión. Espera ... ¿ya eres una de esas personas?

Te recomendamos

Barcelona: próximo objetivo para el Yoga Run de Solán de Cabras...

Tenis, HIIT, yoga, running… distintos deportes, distintos cuerpos, la misma exigencia...

BUFF® presenta el revolucionario tejido DryFlx®...

El espíritu de la maratón más internacional...

Crean un sistema inteligente de entrenamiento que se adapta a ti. ...