10 fases por las que todos pasamos cuando meditamos por primera vez

¿Quién iba a pensar que sería tan difícil sentarse y no hacer nada?
Women's Health -
10 fases por las que todos pasamos cuando meditamos por primera vez
10 fases por las que todos pasamos cuando meditamos por primera vez

No es ningún secreto que la meditación puede hacer milagros con nuestro cuerpo y con nuestra mente e incluso, nos puede ayudar a ser más productivas en el trabajo. En un reciente estudio publicado en el Journal of Workplace Behavioral Health, las enfermeras que practicaron un método de meditación plena (meditación, yoga, estiramientos, terapias en grupo) para reducir los niveles de estrés, notaron una mejora significativa en la tensión de su cuerpo y afirmaron sentirse más relajadas.

Sin embargo, la meditación no es tan sencilla como parece. No es sólo sentarse, cruzar las piernas y despejar la mente. De hecho, cualquier persona que haya probado la meditación previamente puede afirmar que no es tarea fácil. La buena noticia es que, con su práctica, todo el mundo suele conseguir resultados más que satisfactorios.

Antes de empezar con tu experiencia zen, léete esta lista de emociones que experimentarás en tu camino hacia la plena meditación. Tal vez te consuele saber que no eres la única que pasa por estas fases.

Fase 1:
Sabes que la meditación te ayudará a calmarte, decides sentarte con todas tus emociones. Literalmente con todas ellas.

Fase 2:

Encuentras un lugar tranquilo e intentas ponerte cómoda.

Fase 3:

Te das cuenta que estás más estresada de lo que pensabas. Ah, y también descubres que estás cansada, ansiosa e irritada. Todo a la vez.

Fase 4:

Empiezas a respirar profundamente, inspiras y expiras hondamente. ¿Sabes cómo respirar, verdad?

Fase 5:

Te imaginas en un lugar seguro, calmado y empiezas a notar como tu cuerpo se relaja y está destensado.  

Fase 6:

Y te acuerdas del montón de ropa que tienes que planchar al terminar…

Fase 7:

… y te olvidas de este pensamiento tan horrible.

Fase 8:

¡Te sientes invencible, preparada para hacer frente cualquier cosa!

Fase 9:
Decides disfrutar un poco más del arte de la meditación. Puede que hasta se te cierren un poco los ojos.

Fase 10:

Entonces entra alguien en tu habitación haciendo ruido y rompe tu perfecto estado zen.

En definitiva, la meditación puede ser dura. Pero nunca imposible, se trata de aprender a despejar la mente y dedicarte unos minutos a ti misma cada día.

Te recomendamos

La compañía de neumáticos premium Hankook tiene sus miras puestas en el presente… y e...

BUFF® presenta el revolucionario tejido DryFlx®...

¡La confianza y seguridad nacen en tus pies!...

El espíritu de la maratón más internacional...

Crean un sistema inteligente de entrenamiento que se adapta a ti. ...

Descubre el primer yogur vegetal de almendra con sello vegano...