Tips para tener sexo con un chico (mucho) más alto que tú

Lo sentimos chicas, algunas posturas pueden resultar complicadas... ¡Pero siempre hay alternativas!
Women's Health -
Tips para tener sexo con un chico (mucho) más alto que tú
Tips para tener sexo con un chico (mucho) más alto que tú

Salir con un chico mucho más alto que tú puede tener sus ventajas. Por ejemplo, que te sentirás protegida por esos brazotes y esa espalda que hacen de él un muro de lo más atractivo. Pero también comporta algunos inconvenientes. Principalmente en la cama.

Tener sexo con chicos que te sacan unos cuantos centímetros y a los que sueles mirar como si contemplaras el cielo puede ser toda una odisea.Pues bien, traemos tres sencillos consejos que puedes tener en cuenta antes de que os metáis en la cama y os desnudéis. Sobre todo, si quieres asegurarte de que su soldadito encuentre el camino.

1. Empieza sentada en sus rodillas. Si no quieres que tu chico se agache cada vez que os queráis besar antes de que empiece la acción, tendrás que nivelar el campo de juego. Siéntate a su lado, en sus rodillas… pero haz que vuestros labios se encuentren fácilmente. Y si no, directamente acostados. Será mucho más cómodo para los dos si os besáis en una postura horizontal que no entienda de alturas.

2. Evita posturas cara a cara. Es decir, la del misionero te dejará a medio gas porque si él está concentrado con la penetración difícilmente llegará para besarte o mantener cualquier tipo de contacto. Y si hay una gran diferencia de altura, el 69 no es una opción. Evítalo de entrada si no quieres que los intentos os corten el rollo.

3. Posiciones on-top. Pero tranquila, si el sexo se caracteriza por algo es precisamente por lla imaginación. Así que si no puedes practicar el 69 con tu chico y el misionero no te acaba de convencer, ¡toma las riendas en la cama! Súbete encima y alíate con las posiciones on-top. Si estás en la cima controlarás el movimiento y la intensidad. Y si quieres ir un poco más allá, puedes pruebar con el sexo anal poniéndote de rodillas en la cama o en el sofá. ¡Seguro que así tendrás un sexo de altura!