Los peores lugares para un revolcón

Caer en la tentación fuera de casa puede ser (a veces) una equivocación…
TESS BAKER -
Los peores lugares para un revolcón
Los peores lugares para un revolcón

Hay momentos en la vida en que un “aquí te pillo, aquí te mato”, en un lugar recóndito y prohibido, te resulta excitante y morboso… Sin embargo, hay lugares que son un auténtico desastre para un revolcón, y lo peor de todo es darte que te has equivocado cuando  ya estás metida en el ajo.

Para evitar estas situaciones incómodas, toma nota de estos lugares donde NO debes caer en la tentación.

En el coche.

Es un clásico, sí, pero ojo, los asientos no suelen ser cómodos ni su espacio (demasiado reducido) te permite hacer demasiadas posturas. Piénsatelo antes de hacerlo, ¡quizá vale la pena subir a casa!

En la ducha.

Si la ducha dispone de suelo antideslizante, está bien, ¡es un buen lugar! Cuerpos mojados, coquetear con el jabón, se disimulan los gemidos con el sonido del agua… Sí, definitivamente es un buen lugar. ¡Pero cuidado! Una caída en la ducha por resbalar contra el suelo puede ser una caída fatal. Y además, el espacio no suele dar lugar a posturas muy variadas ni cómodas.

En el vestuario.

Si os pillan las ganas en un vestuario, está claro que estáis muy excitados. Lo que ocurre es que mientras creéis que nadie os ha visto, nadie os ve, o nadie os verá… ¡podéis estar equivocados!

En el balcón.

Al no ser que vivas en un país deshabitado o tus vecinos sean ciegos… Evítalo.

En la tienda de campaña.

Si por la noche refresca, está bien. Pero si pretendes acostarte con tu pareja en una tienda de campaña durante el día, prepárate para el sofoco. Y por muy aventurero que sea, recuerda que las tiendas de campaña ni son insonoras ni del todo opacas.

En el campo.

Aunque te sientas como la protagonista del Diario de Noa, ¡arg! Hay bichos, ramas, y nada te avisará de que alguien se asoma por ahí.

En el avión.

Otro clásico… Aunque demasiado peliculero y poco realista, ¿no crees?

En definitiva, si os pilla el momento álgido fuera de casa, recuerda: que no te vean, que no te oigan, y si no puedes evitar estas dos cosas, ¡aguanta!, que lo que os espera cuando encontréis intimidad será digno de no olvidar jamás.

Más: El sexo no es aburrido, si tu no quieres que lo sea

Te recomendamos

Las jugadoras se proclamaron campeonas de la Copa Libertadores....

Perfúmate de la manera más eco...

La compañía de neumáticos premium Hankook tiene sus miras puestas en el presente… y e...

Tenis, HIIT, yoga, running… distintos deportes, distintos cuerpos, la misma exigencia...

El espíritu de la maratón más internacional...