Las mejores posturas para practicar sexo cuando tengas la regla

Y que no te corte el rollo
Kriss Brady -
Las mejores posturas para practicar sexo cuando tengas la regla
Las mejores posturas para practicar sexo cuando tengas la regla

Cuando tienes la regla, te sientes hinchada, tienes calambres, la cabeza… Vamos, que te duele todo. Pero eso no impide que tus niveles de estrógeno y testosterona aumenten mientras que el flujo de sangre está en su momento álgido.

MÁS: ¿Por qué te viene la regla el mismo día que a tus amigas?

No esperes a que pasen esos días para tener un sexo increíble. Si lo que quieres es seguir disfrutando, aquí tienes las mejores posturas en la cama:

 

Mariposa

 


Túmbate boca arriba en el borde de la cama. Con tu chico de pie en frente de ti, coloca tus piernas sobre sus hombros y ayúdate de tus brazos para elevar las caderas hasta llegar a tu ángulo preferido. (Si colocas pila de toallas debajo puede ayudar a prevenir la tensión muscular.) También puedes probar con el misionero, pero con que tu chico de rodilllas. Así no mancharás mucho.

Cuchara

 

Este clásico te permitirá controlar el ángulo de la penetración y a él le resultará más fácil tocar tus pechos (aunque probablemente duelan). Con esta penetración poco profunda, no sufrirás si tus calambres son realmente dolorosos.

MÁS: Las mejores posturas para que él aguante más

 

 

 perrito de pie

Es una gran opción para tener sexo en la ducha, ya que matas dos pájaros de un tiro. Tú puedes sentirte más limpia y además, calmas los calambres con el agua. Colócate de cara a la pared con los brazos apoyados a ella y arquea tu espalda para que a tu chico le sea más fácil poder penetrarte. También puedes poner un pie en el borde de la bañera para así sentirte más estable.

 

 

Misionero

 

Es probable que lo que más te apetezca en esos días sean cosas sencillas. Por ejemplo, con el misionero boca arriba (a veces el sexo más perezoso es el mejor). Un extra: al estar totalmente tumbada minimizas los calambres. Eso sí, asegúrate de colocar una toalla debajo del culo para manchar lo menos posible. ¡Ah! Y si buscas una sensación más intensa, prueba de hacer el misionero con las piernas unidas. Así añades un poco de presión y ayudas a reducir el deslizamiento.

 Y por supuesto, el sexo no tiene por qué implicar siempre penetración. Si estás en esos días, ponte un tampax y que tu chico baje. Sin despeinarte y sin preocupaciones.

MÁS: ¿Qué dice su postura sexual preferida de él?

 

Te recomendamos

Barcelona: próximo objetivo para el Yoga Run de Solán de Cabras...

Tenis, HIIT, yoga, running… distintos deportes, distintos cuerpos, la misma exigencia...

BUFF® presenta el revolucionario tejido DryFlx®...

El espíritu de la maratón más internacional...

Crean un sistema inteligente de entrenamiento que se adapta a ti. ...

Descubre el primer yogur vegetal de almendra con sello vegano...