La verdad sobre el dolor de cabeza y el apetito sexual

¿Realmente se te quitan las ganas? Esto es lo que dicen los estudios científicos
Women's Health -
La verdad sobre el dolor de cabeza y el apetito sexual
La verdad sobre el dolor de cabeza y el apetito sexual

Todas hemos oído que los dolores de cabeza son la clásica excusa para evitar el sexo cuando no estás de humor, pero los nuevos estudios científicos revelan que puede haber algo de cierto en ello. En un reciente estudio publicado en el Journal of Neuroscience se observó que el dolor inflamatorio reduce el impulso sexual en ratones hembra, y el hallazgo podría ser extensible a los humanos.

Los investigadores de la McGill University estudiaron los hábitos de apareamiento de los ratones en situaciones de dolor inflamatorio (como el de las cefaleas). Curiosamente, aunque ratones machos y hembras se mostraron igual de sensibles al dolor inflamatorio, sólo a las hembras les hacía dejar de buscar el sexo. No importaba la localización de la inflamación (en los genitales, en las patas o incluso en el carrillo); cuando los ratones hembra sentían el dolor de la inflamación, decidían pasar menos tiempo en compañía de los ratones macho y menos tiempo apareándose. No obstante, cuando se les trataba el dolor o se les daban fármacos potenciadores de la libido, los ratones hembras se mostraban ávidos de nuevo.

Aunque el estudio sólo se realizó con animales –no con seres humanos y sus dolores de cabeza–, los investigadores afirman que los resultados concuerdan con la concepción que tenemos de la conducta sexual humana. Desde un punto de vista evolutivo, sugieren que podría reflejar la propensión de los hombres a dispersar sus semillas en todo lo posible (a pesar del dolor o de otros obstáculos), mientras que las mujeres pueden considerar el dolor como una señal que les advierte de que no es el mejor momento para la concepción. No obstante, también podría ser simplemente que el sexo nos excita menos que a los hombres cuando nos duele la cabeza. ¿Quién sabe?

Pero eso no significa necesariamente que tengas que abstenerte cuando sientes que la cabeza te va a estallar. Es interesante observar que, cuando se les daba un analgésico a los ratones, volvían a mostrarse animados. Así que aunque tu primera reacción sea la de dejarlo para otro momento en que te encuentres mejor, ¿por qué no buscas un remedio natural, si en el fondo te apetece?

 

Te recomendamos

Barcelona: próximo objetivo para el Yoga Run de Solán de Cabras...

Tenis, HIIT, yoga, running… distintos deportes, distintos cuerpos, la misma exigencia...

BUFF® presenta el revolucionario tejido DryFlx®...

El espíritu de la maratón más internacional...

Crean un sistema inteligente de entrenamiento que se adapta a ti. ...