Ejercita el suelo pélvico para mejorar tus orgasmos

Disfrutar del mejor sexo depende de ti y de cómo ejercitas tus músculos.
María Moreno y Gemma Askham -
Ejercita el suelo pélvico para mejorar tus orgasmos
Ejercita el suelo pélvico para mejorar tus orgasmos

Durante mucho tiempo, el suelo pélvico ha sufrido un intento continuado de desprestigio propio de las campañas políticas más sucias. Sé sincera, si una amiga te decía que iba a pilates para ejercitar esa zona, seguramente lo primero que pensabas era algo del estilo: “Vamos, que tu vejiga tiene vida propia. Nota mental: no contarle ningún chiste por si las moscas (y los escapes)”. Afortunadamente, con el paso de los años y gracias a momentos tan míticos como el brunch en el que Samantha comparte con el resto de chicas de la serie Sexo en Nueva York  lo importante que es estar en forma ahí abajo para gozar mucho más en la cama, los clichés que giran en torno a este grupo muscular están desapareciendo y ejercicios como los de Kegel empiezan a sonar menos a chino entre las féminas españolas. ¿Lista para poner a tono tu zona íntima?

 Para muchas mujeres el suelo pélvico es un (des)conocido lejano al estilo de los de Facebook. Sin embargo, debe convertirse en un gran amigo ¡y con derecho a roce! “Estamos hablando de la estructura anatómica compuesta por los músculos, ligamentos y huesos que soporta el peso de todo el contenido abdominal y sostiene la vejiga y el recto. En las mujeres también aguanta el útero”, explica el doctor Carlos Balmori, urólogo director de la Unidad de Medicina Sexual y de la Unidad de Suelo Pélvico del hospital madrileño Nuestra Señora del Rosario.

Por lo tanto, desempeña un papel fundamental en la sujeción de órganos, la sexualidad, la postura y el parto, así que no basta con acordarse de esta zona únicamente al ser madre, cuando sufre ‘goteras’ (una de cada tres mujeres experimenta incontinencia urinaria después de dar a luz). Está formado por tres planos (superficial, medio y profundo) y    una debilidad en cualquiera de ellos puede provocar desde problemas sexuales, de incontinencia, pasando por prolapsos (órganos caídos) e, incluso, dolores de espalda: “Para encontrar el origen de estas disfunciones hay que remontarse hasta el momento en el que el ser humano evolucionó a la bipedestación. No estábamos diseñados para caminar erguidos sobre las dos piernas, ergo, nuestro suelo pélvico no necesitaba ser tan fuerte”, cuenta el experto, y rápidamente añade: “Tenemos que reforzarlo para evitar que el peso de nuestros órganos vaya provocando el desplazamiento de estos hacia abajo”. Sí, sabemos lo que se te está pasando por la cabeza: “Doctor, esto no suena nada bien”. No temas, puedes remediar tu posible falta de tono y plantar cara a la gravedad (incluso mientras terminas de leer este artículo) con una tanda de ejercicios como los que te proponemos en la siguiente página.

 Sube la temperatura

La labor que realiza esta zona a la hora de tener un orgasmo bien merece un monumento en la Gran Vía. “Las contracciones rítmicas de la pelvis favorecen el flujo sanguíneo en la zona genital mejorando la sensibilidad vaginal y del clítoris”, apunta el Dr. Balmori. Con cada convulsión, no solo aumenta la presión de la sangre a través de todo el clítoris (lo que se traduce en escalofríos de placer), también se da un acercamiento de la parte interior de la vagina hacia el clítoris. Recuerda: este botón mágico es mucho más que el glande que se ve a simple vista, se extiende por dentro en un cuerpo cavernoso y se divide en dos raíces.  

 

No te quedes fuera de juego

No hace falta que te hayas unido al club de las mamis para que tu ‘maquinaria’ necesite una puesta a punto. ¿Sabías que estar sentada durante todo el día no solo es pésimo para tu espalda, también es fatal para tus ‘partes bajas’? Esto se debe a que con el paso de las horas tu postura en la silla se va desarmando, vas inclinando la pelvis hacia atrás y acabas apoyando el peso sobre el coxis. ¡No te lo tomes a broma! Puede derivar en un acortamiento progresivo del suelo pélvico, lo que provoca dificultades al mover las caderas, al acomodar el pene en la vagina y a la hora de hacer determinadas posturas sexuales. Pero las ocho horas que te tiras cada día enganchada al ordenador no son las únicas culpables, algunos deportes también se convierten en el peor enemigo de tu zona íntima. Un estudio publicado en Journal of Sexual Medicine afirma que las ciclistas que pedalean un mínimo de 16 kilómetros a la semana tienen un suelo mucho más sensible a las molestias de los sillines estrechos.

Sin embargo, también puede suceder lo contrario, que mujeres que realizan actividades de alta intensidad como running y crossfit sufran de hipertonía (tensión muscular), llegando a tener dificultades en la penetración y molestias durante el coito. ¿Los síntomas? Dolor en la parte baja de la espalda, una necesidad constante de orinar y discontinuidad en la micción. Ante la mínima sospecha que tengas de poder sufrir este trastorno, cesa en tu rutina de Kegel. “El problema más habitual con estos ejercicios es que no se realizan de forma correcta. Por ejemplo, no se identifica bien qué músculos ejercitar y cómo”, afirma Balmori. Y es que los expertos calculan que el 30% de las mujeres no cumplen con sus deberes Kegel. Importante: Aísla tu zona íntima evitando así contraer otros músculos, como los abductores, glúteos o abdominales. ¿Estás lista para ir de contracción en contracción y tirar por qué te toca(s)? Si no te apetece una clase a solas con Kegel, siempre puedes hacerlo en buena compañía. ¡Y es que el pene es uno de los mejores entrenadores de suelo pélvico que existen! Te proponemos un juego con tu pareja. En la cama realiza las contracciones y pregúntale: “¿Has notado ese ‘apretón’?, ¿sientes presión?”. ¡Tus orgasmos pasarán a otro (placentero) nivel, ya verás!

Te recomendamos

Barcelona: próximo objetivo para el Yoga Run de Solán de Cabras...

Tenis, HIIT, yoga, running… distintos deportes, distintos cuerpos, la misma exigencia...

BUFF® presenta el revolucionario tejido DryFlx®...

El espíritu de la maratón más internacional...

Crean un sistema inteligente de entrenamiento que se adapta a ti. ...

Descubre el primer yogur vegetal de almendra con sello vegano...