Cuando no llegáis juntos al orgasmo

Es un problema más común de lo que crees (y esto es lo que tienes que hacer)
Women's Health -
Cuando no llegáis juntos al orgasmo
Cuando no llegáis juntos al orgasmo

No hay nada mejor que poder disfrutar del sexo. Tanto tú como tu pareja. Aunque no todas las aventuras bajo las sábanas acaben con premio, o mejor dicho, con orgasmo. Por suerte, hay fórmulas con las que los dos podréis llegar. Y lo mejor de todo: a la vez.

El problema: no encuentras el camino
Un bloqueo mental o corporal podría dejarte a medias. Físicamente, muchas mujeres no pueden llegar al coito solas (tienen que estimularse el clítoris, ellas y/o sus parejas). Mentalmente, el problema es doble: hay que concentrarse lo suficiente en el sexo (es decir, olvídate de pensar en la reunión de trabajo o en los recados pendientes), pero tampoco hay que obsesionarse.

Cómo solucionarlo: Despacio. Tranquila. Presta atención a sus labios recorriendo tu cuello o a su caricias en la entrepierna en vez de pensar si hoy llegarás o no llegarás al orgasmo. “Nuestra cultura está basada en los resultados, cuando el sexo es dar y recibir”, explica Megan Fleming, experta en sexo y relaciones en Nueva York. En cuanto a la estimulación del clítoris, explícale a tu pareja qué es lo que te gusta y cómo. O bien, pasa de las palabras a los hechos y demuéstraselo con tus manos o con un vibrador.

Problema: A él también le cuesta.

A pesar de lo que se cree, no todos los hombres llegan siempre al orgasmo. Digamos que su predisposición al clímax puede cambiar con el tiempo, especialmente en las relaciones a largo plazo, dice Ian Kerner, experto en psicoterapia y sexualidad en Nueva York. Probar cosas nuevas también es bastante clave para ellos, ya que así conservan la excitación. Si caéis en la monotonía (los mismos lugares, posiciones y tiempos), a él también le puede resultar más difícil llegar al orgasmo.

Cómo solucionarlo: Dedicad de dos a tres sesiones de 20 minutos a la semana para explorar cosas nuevas(y hacerlo juntos, claro). Podéis probar mediante la lectura erótica, con nuevas posturas o viendo pornografía. Incluso si no tenéis sexo, explorar e introducir nuevas sensaciones en el dormitorio podría ayudar a tu pareja a salir de la monotonía y alcanzar el orgasmo más fácilmente, tal y como explica Kerner. Si aún así le cuesta, debería hablar con un especialista para descartar cualquier problema fisiológico, como la testosterona baja o disfunción eréctil.


MÁS: 3 razones para ver porno con tu pareja


Te recomendamos

Barcelona: próximo objetivo para el Yoga Run de Solán de Cabras...

Tenis, HIIT, yoga, running… distintos deportes, distintos cuerpos, la misma exigencia...

BUFF® presenta el revolucionario tejido DryFlx®...

El espíritu de la maratón más internacional...

Crean un sistema inteligente de entrenamiento que se adapta a ti. ...