Cómo afrontar una ruptura cuando vives con tu ex

Si tenéis que vivir bajo el mismo techo, será mejor que tomes nota
Women's Health -
Cómo afrontar una ruptura cuando vives con tu ex
Cómo afrontar una ruptura cuando vives con tu ex

Si hay algo peor que acabar con una relación, que es complicado de por si, es que tengáis que convivir durante la ruptura. Cando vivís bajo el mismo techo todo resulta “más difícil todavía”. Desde decidir quién se lleva el sofá, hasta los electrodomésticos o aquel cuadro que os comprasteis durante la escapada romántica a París… Y si a ello le sumamos el contrato de alquiler o la hipoteca y la tensión emocional que se respira en el ambiente, la situación se hace insoportable, ¿verdad?

Pero, ¿qué podemos hacer para que no se convierta en un campo de batalla? Pues los expertos tienen la respuesta:

1. Sé lo más respetuosa posible.  Si habéis llegado a convivir es porque los dos preferíais un ‘nosotros’ a un ‘yo’. Pero eso se acabó, y tienes que asumir que la pérdida será dolorosa y que lleva su tiempo. Para ello, lo mejor será que lo hagas fácil para ti y tu ex pareja, apoyándote en tu familia y amigos y procurando salir de casa a menudo. Pero sobre todo, aunque la ruptura haya sido dolorosa, trata de ser lo más respetuosa posible. Como ejercicio, trata de reconocer las cosas buenas de tu ex pareja y contamina lo menos posible la convivencia con reproches o insultos.

2. Reglas nuevas. Las cosas tienen que cambiar. Incluso si te ves obligada a compartir techo un tiempo por cuestiones económicas o prácticas, hay que establecer reglas nuevas. Habla honestamente con tu ex pareja sobre qué podéis hacer para convivir con éxito. Por ejemplo, que os vayáis turnando el dormir en el sofá o pasar algunas noches en casa de amigos o con la familia. Cuando tengáis claras las nuevas reglas, apuntadlas y que sean vuestros nuevos mandamientos. Eso sí, tenéis que estar abiertos a cambiarlas cuando la situación vaya avanzando.

3. Déjalo ir. Y lo decimos en más de un sentido: a nivel de posesiones, de sentimientos y expectativas. Si tenéis que repartir muchas cosas, lo podéis hacer como en la canción de Ella baila sola y lo echáis a suertes… Lo importante es que repartáis las cosas de forma justa para ambos (y sin peleas). Y si para ello hay que hacer concesiones, pues se hacen.

También puedes ofrecerte a pagar aquella mesa de la cocina que tu escogiste, ¿no? O piensa que puede ser mejor comprar nuevas pertenencias (que no te recuerden continuamente vuestra vida en común) y empieza a crear una vida nueva. No significa que no aprecies lo que teníais en común, sino que estás lista para dar el siguiente paso y cerrar un capítulo.

Te recomendamos

La compañía de neumáticos premium Hankook tiene sus miras puestas en el presente… y e...

BUFF® presenta el revolucionario tejido DryFlx®...

¡La confianza y seguridad nacen en tus pies!...

El espíritu de la maratón más internacional...

Crean un sistema inteligente de entrenamiento que se adapta a ti. ...

Descubre el primer yogur vegetal de almendra con sello vegano...