7 posiciones para estimular tu punto G y el clítoris a la vez

Esto sí que es un 2 por 1
Women's Health -
7 posiciones para estimular tu punto G y el clítoris a la vez
7 posiciones para estimular tu punto G y el clítoris a la vez

Préparate para disfrutar

Cuando una postura concreta nos hace perder la cabeza, damos por hecho que es porque estimula nuestro punto G o el clítoris. Pero, ¿qué pasa con las posiciones que estimulan ambas zonas erógenas? No es broma. Esas posturas existen y pueden provocar el orgasmo de tu vida. Básicamente es como un...2x1 para tu vagina. ¿Lista para la mejor sesión de sexo que hayas tenido nunca?

Préparate para disfrutar

Publicidad

El perrito invertido

Cómo hacerlo: Túmbate de espaldas mientras él se arrodilla frente a ti. Coloca las piernas hacia arriba sobre sus hombros.

Por qué funciona: Si pones una almohada debajo de ti, crearás un mejor ángulo para que él alcance tu punto G. Mientras él se mueve, uno de los dos puede presionar el abdomen inferior para estimularlo desde el exterior. Esta presión ejercerá un masaje rítmico en el clítoris que te hará subir a las nubes.

El perrito invertido

Publicidad

El vaquero

Cómo hacerlo: Acuéstate boca arriba mientras él se sienta recto encima de ti y te monta a horcajadas.

Por qué funciona: Esta posición le permite apretar tu clítoris contra su eje inferior o su hueso pélvico. Mientras lo hace, pídele que de breves embestidas poco profundas para alcanzar tu punto G.

El vaquero

Publicidad

La Vaquera Invertida

Cómo hacerlo: Mientras él está acostado boca arriba, siéntate encima dándole la espalda.

Por qué funciona: Con esta postura, tú tienes el control. Es la posición perfecta para la estimulación dual de clítoris y punto G. Además, puedes decidir el ritmo y profundidad del movimiento al tiempo que puedes utilizar tus dedos o algún juguete para estimular tu clítoris mientras le montas. ¡Yiiiihaaaa!

La Vaquera Invertida

Publicidad

El Maquinista

Cómo hacerlo: Túmbate de lado mientras él se arrodilla enfrente de ti, se apoya sobre una pierna tuya y envuelve su torso con la otra.

Por qué funciona: A medida que se mueva, su pierna presionará tu clítoris y también suavemente el abdomen, lo que estimular el punto G.

El Maquinista

Publicidad

El perrito

Cómo hacerlo: Se pone de rodillas y se arrodilla detrás de usted.

Por qué funciona: Esta postura permite una penetración más profunda y es también el ángulo ideal para golpear tu punto G. Como él está empujando detrás de ti, utiliza sus dedos o un vibrador para estimular tu clítoris.

El perrito

Publicidad

La cuchara invertida

Cómo hacerlo: Acostaros de lado uno frente al otro.

Por qué funciona: Es cómo hacer la cucharita pero mucho más excitante ya que estas recibiendo estímulos por partida doble. Pídele a tu chico que dé embestidas poco profundas en esta posición para alcanzar mejor tu punto G. Esta posición cara a cara también facilita que puedas presionar tu clítoris contra él mientras se mueve.

La cuchara invertida

Publicidad

La mujer arriba

Cómo hacerlo: Con tu chico acostado sobre su espalda, ponte encima como en la posición de vaquera.

Por qué funciona: Aunque es una posición que requiere mayor esfuerzo por tu parte, valdrá la pena. Es una de las mejores posturas para llegar al orgasmo estimulando clítoris y punto G al mismo tiempo. Mueve tus caderas hasta encontrar el ángulo y ritmo que más placer te de.

MÁS: Las mejores posturas para que él aguante más

La mujer arriba

Publicidad
Te recomendamos

Barcelona: próximo objetivo para el Yoga Run de Solán de Cabras...

Tenis, HIIT, yoga, running… distintos deportes, distintos cuerpos, la misma exigencia...

BUFF® presenta el revolucionario tejido DryFlx®...

El espíritu de la maratón más internacional...

Crean un sistema inteligente de entrenamiento que se adapta a ti. ...

Descubre el primer yogur vegetal de almendra con sello vegano...