5 momentos incómodos (con solución) durante el sexo

Pon remedio a esos incómodos imprevistos
Sara Fuertes -
5 momentos incómodos (con solución) durante el sexo
5 momentos incómodos (con solución) durante el sexo

Los hay para todos los gustos, desde los más incómodos y preocupantes (rotura del condón, por ejemplo) a los simplemente embarazosos (malditas ventosidades y benditos ataques de risa incontrolables). Son los llamados momentos “esto no puede estar pasando”, también conocidos como instantes “jkdlsajddldljk” (tal cual, no hay error tipográfico). Tanto con rollos de una noche, como con una pareja estable, todas los hemos vivido. Y, no nos engañemos, los seguiremos viviendo (es lo que tiene la práctica del sexo). Si la mala noticia es que nuestras adoradas nuevas tecnologías y las relaciones virtuales han dado lugar a un nuevo y amplio abanico de extraños #SexMomentazos, la buena es que con esta guía te daremos las claves para que los superes de forma airosa y, además, ¡les saques partido!

1. Aquí te pillo, aquí te mato. “Se bajó el pantalón y fue todo un shock. Reconozco que me puse en modo negativo. Nos enrollamos, pero resultó un auténtico desastre”. -Idoia, 32 años. Soltera.

Análisis: “Un encuentro erótico puede ser muy satisfactorio, independientemente del tamaño del pene. Lo que se pone en juego es el repertorio erótico y la imaginación de los amantes, más allá de su anatomía”, dice la sexóloga Ana Fernández, presidenta de la Asociación Asturiana para la Educación Sexual (Asturex).
Qué hacer: Relájate y disfruta. “Se supone que lo que te mueve a tener una relación es lo atraída y seducida que te has sentido por esa persona”, añade Fernández. No influye para nada que esté o no “bien dotado”, como tampoco que tus pechos, por ejemplo, se parezcan a los de Sophia Loren o a los de Audrey Hepburn. “Solo es una cuestión estética”, puntualiza.  

2. Yo necesito más de lo que tú me das. “Me aburriría en la cama. Esa fue la razón por la que rompí con mi ex. Pensaba que en el mundo. Pensaba que en el mundo de la soltería me iría mejor, pero vaya tela… Desde el que se lo monta sin avisar, y ahí te quedas, al arrítmico. ¡Qué panorama!”. -Sonia, 36 años. Soltera.

Análisis. “Reflexiona sobre qué te apetecería probar concretamente o qué es lo que necesitas para sentirte saciada”, señala Mireia Manjón, sexóloga y formadora de sex Academy Barcelona (sexacademybarcelona.com) “Después piensa cómo te sentirías si fueras él y cómo te gustaría que te lo dijera”. Y si se trata de un rollo de una noche, “primero hay que tener muy claro qué te gusta”, dice la experta, que aboga por la autoexploración: “Si conoces tu sexualidad, podrás procurarte las herramientas para disfrutar al cien por cien”.
Qué hacer: El problema más común entre las parejas es la falta de comunicación. “Muchas personas esperan que su pareja adivine sus deseos. Y esto es una expectativa irreal, que hace daño a la relación. La solución es hablar más de sexo con el otro: de lo que te pone y lo que no, de tus fantasías eróticas, tus preferencias, tus ritmos, tus límites…”, apunta Fernández. Este es también el quid de la cuestión con un rollo. “Hazle primero un comentario positivo de lo que esté haciendo , seguido de lo que necesitas que cambie o de lo que quieres que haga . Si aún así no capta el mensaje, guíale tú”, explica Manjón.

3. Fenómenos extraños. “Yo estoy boca abajo y él, penetrándome desde atrás. Llego al orgasmo y, de repente, me da un ataque de risa”. -Silvia, 35 años. Con pareja.

Análisis: estáis en pleno acto y pasa algo que te avergüenza: un lloro inesperado, incómodas ventosidades, ganas de ir al baño o un ataque de risa. “Si ocurre esto último, ¡hazlo! Intentar aguantar solo empeorará las cosas”, dice Manjón.
Qué hacer: “Ser natural ante una situación embarazosa es la clave. Así que la primera reacción que tengas será la correcta. En esos momentos, una buena dosis de humor descargará tu tensión y la de tu pareja, para que podáis seguir. Haz una broma o algún comentario ocurrente. No hay nada malo en reírnos de nosotras mismas, así él podrá ver que tienes confianza en ti misma, que estás relajada a su lado y que te lo estás pasando genial”, aconseja la especialista.

4. Con funda o a lo loco… “Me ligué a un dios vikingo. Pura química. De repente veo que quiere que lo hagamos sin condón y le digo que frene que llevo preservativos. Pues va y me suelta: “Tiene este cuerpazo pinta de no estar sano?”.- María, 31 años. Soltera.

Análisis: aunque parezca imposible, todavía hoy en día hay muchos hombres que se resisten a ponérselo. “En una relación ocasional, el riesgo de sufrir alguna infección  genital es alto, así que lo prudente es protegerse”, recomienda Ana Fernández.
Qué hacer: “Esto no es negociable. Hay un montón de cosas que se pueden llevar a cabo y que no incluyen penetración., así que habrá que disfrutar de ellas”, añade. Hablando de condones, no podemos olvidar otro de los clásicos: rotura en pleno apogeo. Además del peligro de una enfermedad de transmisión sexual,  está la posibilidad de un embarazo no deseado. “Para evitar este último supuesto, es conveniente recurrir a la píldora del día después, que es efectiva en el 95% de los casos durante las 24  horas” ,recuerda la experta Manjón.

5. Silencio, cámara ¡acción! “Cosas del trabajo... Me paso la mitad de la semana fuera, así que le propuse sexo vía Skype. Él encantado, pero yo, una vez ante la cámara, me corté”. -Laura, 32 años. Con pareja.

Análisis: “Valorar todas nuestras potencialidades y aceptar aquello que menos nos gusta de nuestro cuerpo no es tarea fácil”, asegura la pedagoga y sexóloga Soraya Calvo (@sorayacalvoglz). “La manera de hacerlo es enfrentarnos a nuestra imagen observándonos e investigándonos”.
Qué hacer: “La clave está en exponer tus inseguridades a tu pareja y “proponer un ritmo que a los dos os haga sentir bien”, dice Calvo. Empezad por masturbaos al mismo tiempo. “Dirige poco a poco la cámara hacia las partes que más te gustan de ti y percibe cómo reaccionas. Pon el foco en disfrutar también de lo que ves y pide lo que desees. A los 10 minutos te habrás olvidado de la cámara”, afirma Calvo.

Te recomendamos

Barcelona: próximo objetivo para el Yoga Run de Solán de Cabras...

Tenis, HIIT, yoga, running… distintos deportes, distintos cuerpos, la misma exigencia...

BUFF® presenta el revolucionario tejido DryFlx®...

El espíritu de la maratón más internacional...

Crean un sistema inteligente de entrenamiento que se adapta a ti. ...