12 cosas que querríamos que todo hombre supiera sobre sexo oral

Siéntete libre de dejar este artículo “accidentemante” abierto en la pantalla del ordenador
Women's Health -
12 cosas que querríamos que todo hombre supiera sobre sexo oral
12 cosas que querríamos que todo hombre supiera sobre sexo oral

Que tu chico te complazca con una sesión de sexo oral es genial, sí, pero no deja de ser una práctica compleja por ser una zona de tu cuerpo que no resulta fácil de manejar ni de acceder. La vagina es una parte del cuerpo sensible, muy sensible, y sobre todo, ¡muy exigente! Así pues, hay ciertos conocimientos que todo hombre al que le guste sumergirse ahí abajo debería saber (y tener en cuenta, siempre).

1. Ser consciente de qué es la vagina
La vagina puede variar en su forma, desprender olores, tener más o menos flujo... Un hombre que piensa que todas son iguales, ¡es un hombre al que le falta aprender!

2. Un poquito de calma, ¡por favor!
No nos gusta que nos tiren en la cama y bajen a matar hasta la vagina con una lengua-misil. Lo que queremos es que empiecen poco a poco, que nos besen en el cuello, los senos, estómago y sigan por la parte interna de los muslos hasta llegar ahí.

3. Dientes, ¡nunca, nunca, nunca!
Quizá le apetezca morder, pero oye, hay que dejar claro que esa una zona sensible y que a ellos tampoco les gusta que pase al contrario.

4. Y que use las manos... 
Está bien, es sexo oral, ¡pero puede usar (aunque sea un poco) sus manos también!

5. Activa tu oído
Si todo lo que escuchas es “…” (nada) hay algo que no estás haciendo bien. Intenta suavizar el acercamiento, busca un spot diferente, y busca su gemido. Esta será la señal de que has encontrado el lugar adecuado para quedarte.

6. Por favor, que olvide lo que le gustaba a su ex

Cada mujer es distinta, y eso es algo que deberían tener memorizado en cada momento. 

7. Que sepan dónde está el clítoris
No hay nada peor que un hombre crea que está acariciándote el clítoris y en realidad, no lo es, ¿verdad? Si hace falta, ayúdale a encontrarlo (¡ aunque sea sólo una vez!).

8. No hay que pasar demasiado tiempo ahí abajo.
Aunque nos guste, no hace falta que se quede ahí abajo eternamente.

9. Si una chica se revuelve demasiado, quizás no es por placer.
Déjanos ayudarte. Si ves que la chica en cuestión está constantemente arqueando su espalda de tal forma que expulsa tu lengua y detiene la maniobra que estás llevando a cabo, es probablemente por alguna razón. Pasa al siguiente movimiento, amigo.

10. Trata de succionar…
Lamer es lo más habitual en el sexo oral, pero también pueden succionar suavemente tu clítoris. Pruébalo y observa cómo reacciona ella. Si ves que funciona, puedes aumentar un poco la intensidad.

11. ¿Besos después del sexo oral? Depende 
A algunas les encanta, pero otras no lo soportan. Has hecho un buen trabajo ahí abajo, ¡no lo estropees todo ahora! Espera a que ella haga el primer movimiento. Si va directa a tu boca, genial, si no, estará encantada de que le beses el cuello por ejemplo.

12. No siempre se alcanza el orgasmo..

No hace falta que lo intente durante una hora para ver si logra que llegues al clímax... ¡A veces hace falta recordarle que puede pasar a la siguiente página!