Tricomoniasis: qué es y su relación con los picores vaginales

¿No puedes parar de rascarte? Hemos encontrado al responsable.
Women's Health -
Tricomoniasis: qué es y su relación con los picores vaginales
Tricomoniasis: qué es y su relación con los picores vaginales

La clamidia, la gonorrea o la sífilis son las enfermedades de transmisión sexual más conocidas que provocan todo tipo de picores ahí abajo. ¡Pero atención! No te quedes solo con esas, porque hay otra enfermedad de la que nadie habla y es igual de común. Se llama tricomoniasis y se considera la enfermedad de transmisión sexual más común pero menos conocida, y la investigación muestra que cada vez afecta a más personas. “En los últimos años ha habido una media de 300 casos solo de tricomoniasis, el resto de enfermedades de transmisión sexual como la clamidia tienen cifras más altas, pero la diferencia no es muy grande”, explica Mónica González, ginecóloga en la Fundació Puigvert.

Seguramente ahora estés pensando por qué nunca has escuchado hablar de la tricomoniasis si es tan común. Hay dos motivos: el primero es que muchas de las que contraen esta enfermedad no muestran síntomas, cuando el tricomonas vaginalis se transmite durante el sexo, apunta González. El segundo motivo es que los síntomas que vienen con esta enfermedad se pueden confundir fácilmente con cualquier otro problema menor. En vez de sentir dolores muy profundos, esta enfermedad solo causa pequeñas molestias como picores o secreciones vaginales. Eso suena más a una candidiasis, ¿verdad? Según González, son muchas las que van a la farmacia a comprar un tratamiento contra los hongos cuando en realidad pueden tener tricomoniasis o algo peor.

Si ves que el antifúngico (gine canestén) no resuelve los síntomas, lo más recomendable es pedir hora en el ginecólogo, ya que podría tratarse de una infección vaginal, tricomoniasis o incluso una enfermedad de transmisión sexual más grave como clamidia, gonorrea o sífilis.  Tu médico puede comprobar si se trata de tricomoniasis con un test estándar para detectar enfermedades de transmisión sexual.

La tricomoniaisis no es una enfermedad que desaparezca por sí misma y tampoco es recomendable esperar para tratarla. Si la dejas a su aire, puede aumentar el riesgo de coger VIH según afirma un estudio publicado en el Current Infectious Disease Reports. Una embarazada que padece esta enfermedad también tiene más papeletas de tener un bebé prematuro según un análisis de 11 estudios publicado en Sexually Transmitted Diseases.

Por suerte, la solución a la tricomoniasis es un antibiótico. Normalmente tras una sola dosis de Flagyl ya no tienes de qué preocuparte, afirma González. Es importante que tu pareja también reciba tratamiento para evitar una reinfección y, probablemente, lo mejor sea aplazar el sexo hasta que ambos estéis “limpios”.

Es mejor prevenir que curar, así que tu mejor arma es pedirle a tu pareja sexual que siempre use condón, y evitad el sexo si alguno de los dos muestra síntomas extraños.

 

Te recomendamos

La empresa británica sustituye a Movistar, promete precios asequibles y también emiti...

Barcelona: próximo objetivo para el Yoga Run de Solán de Cabras...

Tenis, HIIT, yoga, running… distintos deportes, distintos cuerpos, la misma exigencia...

BUFF® presenta el revolucionario tejido DryFlx®...

El espíritu de la maratón más internacional...

Crean un sistema inteligente de entrenamiento que se adapta a ti. ...