No, no eres demasiado joven para tener artritis

Así es como lo puedes detectar…y calmar
Marta Sánchez -
No, no eres demasiado joven para tener artritis
No, no eres demasiado joven para tener artritis

Al 0,5% de la población española se le ha diagnosticado artritis. O lo que es lo mismo: entre 200.000 y 250.000 personas sufren esta enfermedad.  Y te sorprendería saber la cantidad de gente joven que la padece a diario. Principalmente, mujeres.

Del total de diagnosticados, se calcula que unos 100.000 individuos tienen entre 20 y 30 años, tal y como explica Federico Díaz, director de la Unidad de Investigación de la Sociedad Española de Reumatología. Y si decimos que nosotras estamos en el punto de mira es porque por cada hombre con artritis, hay 3 mujeres diagnosticadas.

A grandes rasgos, esta enfermedad, que provoca una inflamación crónica de las articulaciones de los huesos, suele aparecer en personas con edades comprendidas entre los 40 y los 45 años. Y se hace más habitual con el paso de los años. Pero, ¿hay algo que propicie su aparición entre la población joven? Por ejemplo, ¿deportes de alto impacto? Frío, frío.

De entrada, la aparición de la artritis tiene una alta carga genética. Si un hermano, o tu padre sufren la enfermedad, tienes 4 veces más probabilidades que la población sin antecedentes familiares, tal y como explica el también reumatólogo adjunto en el Hospital Universitario de Canarias.

Pero, “también hay un factor hexógeno identificado por los médicos , y este es el tabaco”. Sí, el eterno enemigo una vez más.

 

MÁS: Lo que el tabaco provoca en tu cuerpo

¿Cómo puedes diferenciar un simple dolor articular tras una sesión dura de gym de un verdadero dolor de artritis? El experto explica que los enfermos “se sienten mal después del reposo. Tienen dificultades para abrir y cerrar la mano, estirar el hombro…”.

Para ser más exactos, si a menudo te levantas con dolor y conforme pasan las horas y vas moviendo las articulaciones, esa incomodidad se calma, lo mejor será que consultes con un especialista para que te haga un control. Por suerte, sostiene Díaz, hoy en día hay fármacos que ayudan a la mayoría de pacientes a llevar una vida prácticamente normal.

Hasta aquí la teoría. En cuanto a la práctica, estos consejos te pueden aliviar si tus rodillas o caderas molesten más de la cuenta:


1. Aplicar hielo. Deja que actúe sobre la articulación unos 20 minutos hasta 5 veces al día. Repítelo durante tres días. El frío calma la inflamación.

2. Ejercicios antes y después del entrenamiento. Estira las piernas y muévelas para así aumentar el flujo sanguíneo y la movilidad articular.

3. No fuerces la máquina. Si el dolor es agudo y constante, obviamente tienes que dejar los entrenamientos y consultar a un especialista. Si finalmente te diagnostican artritis, lo recomendable es dejar de lado deportes de alto impacto como el Crossfit (dar muchos saltos y coger peso no es lo más idóneo). El experto tampoco recomienda deportes de contacto como el baloncesto o el fútbol. En cambio, practicar pilates, salir a caminar, subirse a la bici estática o a la elíptica puede ser una buena alternativa.

MÁS: Descubre por qué debes incluir el curry en tu alimentación

 

Te recomendamos

Barcelona: próximo objetivo para el Yoga Run de Solán de Cabras...

Tenis, HIIT, yoga, running… distintos deportes, distintos cuerpos, la misma exigencia...

BUFF® presenta el revolucionario tejido DryFlx®...

El espíritu de la maratón más internacional...

Crean un sistema inteligente de entrenamiento que se adapta a ti. ...