Los remedios naturales que debes tener en tu despensa

Aprende los beneficios que tienen para la salud y cómo incorporarlos a tu dieta
Julio César Ortega -
Los remedios naturales que debes tener en tu despensa
Los remedios naturales que debes tener en tu despensa

¿Harta de tener que recurrir a las pastillas o a los jarabes cada vez que no te encuentras bien? ¡Ha llegado la hora de ponerle remedio! Ve a la cocina y abre los armarios. Donde tú ves alimentos, en realidad, hay un arsenal de remedios naturales contra los males más comunes ¡Sólo debes saber cómo usarlos! Apunta todos sus beneficios y los trucos para incorporarlos a tus platos.

1/ Miel: Para el dolor de garganta y la tos.

¿Por qué? Rica en azúcares, pH y ácidos orgánicos, la miel tiene propiedades antibacterianas que ayudan a aliviar el picor en la garganta.

El truco: Vierte un poco de miel en un yogur con aderezos para ensaladas (sal, pimienta...), mézclalos y condimenta con ello tus platos horneados, verduras asadas y ensaladas.

2/ Jengibre: Para aliviar el dolor después de un entrenamiento.

¿Por qué?¿Sabías que el jengibre tiene propiedades antioxidantes? Se llaman gingeroles y tienen propiedades reductoras de la inflamación muy similares a las del ibuprofeno.

El truco: Rállalo y agrégalo a las frituras, sopas o incluso al té. Pícalo y espolvoréalo sobre platos horneados o añádelo a una vinagreta, para acompañar ensaladas o sushi.

3/ Kiwi: Para combatir el insomnio.

¿Por qué? Un estudio de la Universidad de Taipei ha demostrado que las mujeres que comen dos kiwis una hora antes de irse a dormir durante un mes se duermen 14 minutos más rápido y tienen una mejor calidad del sueño. La fruta aumenta los niveles de serotonina, un neurotransmisor que, entre otras cosas, induce al sueño.

El truco: Pica y agrega kiwi a las ensaladas de frutas y salsas. Haz un puré de kiwi y mézclalo en batidos y bebidas de frutas. O cómetelo tal cual, que está buenísimo.

4/ Pipas de calabaza: Para acabar con la migraña.

¿Por qué? Tienen un alto contenido en magnesio. Las personas que carecen de este mineral suelen sufrir una mayor constricción de los vasos sanguíneos que rodean el cerebro, lo que contribuye a elevar la presión del mismo.

El truco: Espolvorea un puñado en tu plato de avena del desayuno y en las ensaladas, para darles un toque más crujiente.

5/ Cerezas agrias: Para reducir el ‘jet lag’.

¿Por qué? Esta fruta es una fuente de melatonina, una hormona que ayuda a restablecer el sueño para que estés cansada cuando oscurece y activa cuando sale el sol.

El truco: Prepara un batido con su zumo, o una bebida refrescante mezclando el zumo con agua mineral con gas.

6/ Frijoles: Para terminar con la acidez de estómago

¿Por qué? Por su alto contenido en fibra, son buenos para el corazón y para el sistema digestivo. No te asustes porque puedan parecer un alimento demasiado contundente o pesado para ti, sólo debes moderar las especias con que los guisas.

El truco: Agrega frijoles a unos deliciosos burritos vegetarianos. O bien haz un suave puré con ellos, como guarnición.

Te recomendamos

La compañía de neumáticos premium Hankook tiene sus miras puestas en el presente… y e...

BUFF® presenta el revolucionario tejido DryFlx®...

¡La confianza y seguridad nacen en tus pies!...

El espíritu de la maratón más internacional...

Crean un sistema inteligente de entrenamiento que se adapta a ti. ...

Descubre el primer yogur vegetal de almendra con sello vegano...