¿Funcionan los baños de silencio?

Resulta que no todos los RUIDOS son iguales y en Women’s Health lo hemos comprobado.
Women's Health -
¿Funcionan los baños de silencio?
¿Funcionan los baños de silencio?

La música –aunque no vaya acompañada de letra– no solo amansa las fieras, también puede inducir a tu mente a un estado de calma total. Nos hemos enterado de que se utilizan gongs y cuencos de piedra de cuarzo profundo para generar “música” de volumen y frecuencia variables, con el objetivo de inducir un estado de relajación y hemos asistido a una sesión.

“Las ondas cerebrales theta te permiten entrar en un estado cerebral de profunda relajación”.

Es algo así como una meditación para tontos”, dice la anfitriona de la velada. ¿Debería ofenderme? Tal vez, pero no lo estoy. Mientras me inicio en esta extraña sesión, en algún momento me pregunto qué preparar para la cena de hoy y cuándo me hice mi última analítica; ¡siempre me pierdo ese punto de clímax sobre el que hablan mis amigos que meditan! Y, para variar, esta noche mi mente está en otra parte. Mi imaginación vuelve a dispersarse pensando si el mal tiempo retrasará mi viaje en tren a casa. Pero cuando Julia comienza a pasar su baqueta por el interior del primer cuenco de cuarzo, estoy de vuelta en la habitación.

El sonido no es diferente del tintineo de una copa de vino y, sin embargo, no lo escucho, lo siento. Comienza en mi cabeza y pronto las ondas de sonido se propagan por todo mi cuerpo. Mis mails pendientes de respuesta, mi trayecto a casa y los extraños a mi alrededor desaparecen hasta que solo somos yo y la música. Más tarde me enteré de que de los 50 minutos que duró la sesión, fue justo en este punto en el que se activaron mis ondas cerebrales alfa, que se presentan cuando caes en un estado de desconexión, por lo que el santo grial de la meditación es alcanzar este momento. Y esto es lo que diferencia la meditación de la simple relajación, y sospecho que es el momento crucial del que hablan mis amigos. Desde luego, es en este estado en el que experimentas una considerable reducción del estrés que te acompaña en cada momento de tu día a día. Eso sí, sin el uso de equipos de escaneo cerebral no puedo decir con certeza si mis ondas theta (propias de un estado de relajación profundo) entraron o no en juego esta vez.

Para llegar hasta allí, debes desconectarte por completo de los pensamientos, pero tengo que decir que yo conseguí olvidarme de los problemas. Al menos en este aspecto, el baño de sonido tuvo éxito donde todo lo demás que había probado hasta entonces había fallado. El sonido se extendió a través de mi cuerpo de tal manera que mi mente simplemente no podía distraerse. Me debí de quedar dormida en algún momento, porque cuando desperté todos los demás se habían puesto en marcha y estaban enfilando hacia la salida...

Veredicto: mi mente se sintió extrañamente calmada.

También te puede interesar

Cuando tu cabeza se rebela, tu salud se resiente.

Te recomendamos

Las jugadoras se proclamaron campeonas de la Copa Libertadores....

Perfúmate de la manera más eco...

La compañía de neumáticos premium Hankook tiene sus miras puestas en el presente… y e...

Tenis, HIIT, yoga, running… distintos deportes, distintos cuerpos, la misma exigencia...

El espíritu de la maratón más internacional...