Fascitis plantar, la compañera de tus chanclas

Los peligros de este calzado veraniego
Patricia Cantalejo -
Fascitis plantar, la compañera de tus chanclas
Fascitis plantar, la compañera de tus chanclas

Esguinces, dedos en garra, juanetes, rozaduras, durezas, dolores de espalda, ¡hongos!... ¿Todavía piensas que las chanclas son el mejor calzado para el verano? Te vamos a dar una (dolorosa) razón más para no abusar de este calzado: la fascitits plantar.

Se trata de una de las lesiones más frecuentes entre los corredores: la inflamación del tejido que envuelve la bóveda del pie. El sobrepeso, correr mucho por asfalto, una excesiva pronación (rotar los pies para dentro) y, cómo no, usar chanclas pueden desencadenarla. Y es bastante molesta. Se siente un dolor agudo, como si te clavasen agujas, en la zona del talón nada más apoyar el pie en el suelo. Con el tiempo, si no se trata, puede doler incluso sin estar de pie y dar lugar a la formación del denominado “espolón calcáneo”, una protuberancia ósea en el talón.

El 10% de la población la sufre. Las chanclas, uno de los principales desencadenantes

Si la sufres, ve al fisioterapeuta. Para aliviar sus dolores, prueba a congelar una botella de agua y úsala como rodillo mientras estás sentada. También se recomienda caminar por suelo de grava dura.

Para prevenirla, ¡no abuses de las chanclas! Y, además, realiza este estiramiento: ponte de cuclillas, con los dedos de las manos y de los pies apoyados en el suelo, como si fueran garras. Aguanta un minuto. También puedes usar el separador de dedos que utilizas para pintarte las uñas. Colócatelo y presiona con los dedos y suelta.

También te puede interesar

Analizamos los masajes con rodillos de espuma.

La temporada pasada ya fueron tendencia para las más modernas. Este año han invadido la ciudad

Te recomendamos

Las playas del mediterráneo ganan por goleada a las atlánticas...

Reebok rinde un homenaje a las mujeres fuertes que inspiran a otras a alcanzar su mej...

Almudena Fernández nos presenta las tendencias de baño 2018...

Que las agujetas no te paren...