8 razones por las que no vas al baño

Tranquila, no tienes de qué avergonzarte
Women's Health -
8 razones por las que no vas al baño
8 razones por las que no vas al baño

Hablar de estreñimiento ha sido siempre un tabú. Pero debes saber que, si hace tiempo que no vas al baño, no estás sola. El 80 por ciento de la población ha sufrido estreñimiento en algún momento de su vida, de acuerdo con la asociación de cirujanos American Society of Colon and Rectal Surgeons. Así que si te preguntas por qué te está costando ir al baño más de lo normal aquí tienes ocho posibles razones con sus respectivos remedios.

1. Estás viajando
Cuando estás de vacaciones lo último en lo que piensas es en cómo la alimentación en el extranjero puede causar estragos en tu sistema digestivo. Lo más probable es que tu dieta habitual ya cuente con una buena cantidad de fibra. Sin embargo, cuando estás viajando comes alimentos a los que no estás acostumbrada y que pueden conducir a un cambio en los hábitos intestinales. Se recomienda que, como mujer, ingieras unos 25 gramos de fibra al día. Si estás de viaje, desayuna cada mañana cereales o frutas ricas en fibra e incluso considera la opción de llevarte barritas de cereales que ayuden a activar tu intestino.

2. Estás estresada
El estrés también altera el equilibrio de tu aparato digestivo y es frecuente que tus hábitos intestinales se resientan. Tu sistema nervioso es una pieza de engranaje importante para el sistema digestivo y es el principal resentido por tus inquietudes. El estrés o la falta de sueño (o ambos, ya que están tan a menudo vinculados) pueden influir en el sistema nervioso y esta interacción puede hacer que te sea mucho más difícil de ir al baño.
Más: Alimentos antiestrés.

3. Has dejado de entrenar
Si eres una fanática del deporte y has dejado de entrenar durante una temporada, es normal que te cueste defecar. Si cambias de hábitos de vida, tu intestino puede resentirse y acabar procesando la comida de forma diferente. Ya sabes que hacer ejercicio es bueno por infinitas razones e ir al baño de forma regular es una de ellas.

4. Estás embarazada
Aunque muchas mujeres experimentan estreñimiento durante los primeros meses del embarazo, otras no pueden ir al baño de forma regular durante los nueve meses. En el embarazo aparecen signos de estrés y se producen muchos cambios hormonales y alimentarios. Estate atenta a las reacciones de tu cuerpo tras la comida de cada alimento y repite con aquellos que veas que te han sentado bien y que tu cuerpo digiere fácilmente. 

5. Estás tomando medicación fuerte
Si acabas de pasar por el quirófano o estás tomando medicamentos para el dolor a largo plazo es posible que no defeques. Los expertos afirman que tomar medicamentos fuertes como los opiáceos o narcóticos causa estreñimiento. Pero si tomas ibuprofenos de forma habitual tu regularidad intestinal no se debería ver afectada. Si estás tomando medicación fuerte y no vas bien al baño, habla con su médico para ver si te puede recetar un ablandador fecal junto con la medicación.

6. Estás deshidratada

El agua es muy importante para lograr un estado de salud óptimo, ¡por lo que siempre debes tenerla presente en tu lista! No solo es clave para tu hidratación, sino que también juega un papel fundamental en tu ciclo intestinal. Los expertos afirman que el agua está estrechamente ligada con la fibra, ya que puedes estar tomando alimentos con alto contenido en fibra pero no suficiente agua e impedir que su recorrido intestinal sea eficiente. ¡Así que a beber!

7. Tienes tiroides
Si acabas de descartar todas las razones anteriores, tal vez ésta sea la tuya. A veces, un problema de tiroides como el hipotiroidismo puede ser el culpables de que no defeques. El hipotiroidismo puede afectar a tu ritmo intestinal, ya que las tiroides segregan unas hormonas que están vinculadas con el óptimo funcionamiento de tu sistema digestivo. Sin una cantidad suficiente de estas hormonas, tus intestinos se pueden debilitar y trabajar a menor velocidad.

8. Tienes un problema crónico
Si tu estreñimiento persiste y viene acompañado de dolor, vete de cabeza a la consulta de un digestólogo. Podrían diagnosticarte  un trastorno digestivo como el síndrome de intestino irritable (SII). El síndrome del intestino irritable es un trastorno muy común que puede manifestarse con diarrea habitual o puede conducir a períodos de estreñimiento crónicos. Si piensas que sufres este síndrome no tires de medicamentos de farmacia.  Acude a un buen médico que estudie tu aparato digestivo en profundidad y que pueda llegar a la raíz del problema y te proporcione un plan a seguir para regular tu intestino.

La solución para ir bien al baño es simple: come sano, bebe mucho agua y toma 25 gramos de fibra al día. Puedes ingerir fibra por dos vías: de forma soluble (la fibra se disuelve en agua como la avena) y de forma no soluble (como el trigo, el brócoli y muchas verduras con hojas verdes).
Los laxantes representan una solución a corto plazo, son como un parche. Mejor evitarlos, ya que fuerzan tu sistema intestinal.

 

Te recomendamos

Barcelona: próximo objetivo para el Yoga Run de Solán de Cabras...

Tenis, HIIT, yoga, running… distintos deportes, distintos cuerpos, la misma exigencia...

BUFF® presenta el revolucionario tejido DryFlx®...

El espíritu de la maratón más internacional...

Crean un sistema inteligente de entrenamiento que se adapta a ti. ...