5 mitos y realidades sobre cómo enfermar

Acabar en la cama por culpa de una gripe NO depende de estas cosas
women's health -
5 mitos y realidades sobre cómo enfermar
5 mitos y realidades sobre cómo enfermar

¿Cuántas veces has acabado en la cama por culpa de la gripe? Seguramente tu respuesta ha sido que cada invierno desde que tienes uso de razón, ¿verdad? Y probablemente, año tras año, sigues tomando precauciones para evitar a toda costa ese dolor de cabeza, esa nariz enrojecida y ese malestar en todo el cuerpo. Pero sintiéndolo mucho, algunos de los más populares no son más que mitos. Y te vamos a explicar por qué:

1. Salir con el pelo mojado: Si lo haces, como mucho acabarás teniendo escalofríos, pero no tienes por qué acabar en la cama con fiebre. Básicamente, porque la gripe se propaga  a través de las mucosas de las vías respiratorias. Es decir, si estás en contacto con una persona enferma o bien, por las gotas respiratorias (lo que desprendemos sin apenas apreciarlo al toser o estornudar). Si tu cabello está seco o no es lo de menos.

2. No abrigarse: Da igual con cuantas capas de ropa salgas de casa, las probabilidades de caer enferma siguen siendo las mismas. Por supuesto, si vas en bikini en diciembre te vas a resfriar.  Pero la ropa no es lo único que te protege de la enfermedad. Con el simple hecho de hablar con una persona que ya tiene la gripe, tú puedes ser la siguiente.

3. Vacunarse contra la gripe: Después de la inyección, es posible que experimentes efectos secundarios como dolor muscular, hinchazón de la zona de la inyección, fiebre leve y dolores de cabeza, pero estas son las reacciones a la vacuna, no es una señal de que tengas la gripe. Además, la vacuna tarda unas dos semanas en hacer efecto, por lo que si acabas enfermando durante esos días es porque todavía no estás totalmente protegida.

4. Poca vitamina C: Grandes dosis de esta vitamina puede ayudar a reducir la duración de un resfriado porque estimula tu sistema inmunológico, pero es un suplemento que no previene o cura en sí misma esta enfermedad.

5. Estar en contacto con otra persona enferma: Hemos dicho que evitar el contacto con personas que están enfermas te ayuda a evitar una gripe o resfriado, ¡pero no es una estrategia infalible! Y es que no sólo tocando a tu pareja o amigo que está enfermo tienes probabilidades de contagiarte…también te puede pasar si tocas un objeto o superficie contaminada. Y ahí va otro dato: según la Asociación Americana del Pulmón, las personas pueden contagiar la gripe antes de saber que están enfermos, comenzando a desarrollar síntomas entre cinco a siete días después de enfermarse.

Te recomendamos

Las jugadoras se proclamaron campeonas de la Copa Libertadores....

Perfúmate de la manera más eco...

La compañía de neumáticos premium Hankook tiene sus miras puestas en el presente… y e...

Tenis, HIIT, yoga, running… distintos deportes, distintos cuerpos, la misma exigencia...

El espíritu de la maratón más internacional...