4 enemigos de tus oídos en verano (y cómo combatirlos)

1 de cada 3 españoles sufre otitis en esta época
Women's Health -
4 enemigos de tus oídos en verano (y cómo combatirlos)
4 enemigos de tus oídos en verano (y cómo combatirlos)

El verano es la época en la que más pueden sufrir nuestros oídos. El calor nos empuja, literalmente, a remojarnos en piscinas y playas. Pero ese impulso tan natural (y que ya estamos deseando vivir a diario), puede pasarnos factura y provocarnos esa molesta otitis que todas hemos sufrido.

Y no es un problema que afecta a unos pocos: un estudio elaborado por GAES Centros Auditivos ha determinado que 1 de cada 3 españoles sufre otitis en verano.  Así que, antes de inaugurar la temporada de chapuzones, vamos a tomar buena nota de las 4 principales causas que pueden dañar tus oídos en verano y, lo más importante, cómo combatirlas:

1.Oídos bajo el agua. Es ver una piscina o un mar en calma bajo un sol abrasador y nos lanzamos de cabeza al agua. Pues bien, disfruta de ese momento sin preocupaciones pero en cuanto salgas, sécate muy bien los oídos porque esos mismos chapuzones pueden ser la causa de tus males. Para evitarlo, seca la humedad y no dejes que se acumule la cera en el oído.

Extra tip: usa tapones que eviten la entrada de agua mientras nadas ¡y un problema menos!

2. El efecto vuelo: Estamos los 365 días del año preparadas para coger un avión con destino, vacaciones. Pero nuestros oídos no siempre lo están. Hay personas especialmente sensibles a los cambios de presión. Un despegue o aterrizaje puede provocar molestias auditivas (y hasta dejarnos sordas unos segundos). Para que la aerotitis se quede en tierra, mantén la boca ocupada con un chicle o un caramelo durante cuando suba o baje el avión. También puedes provocar un bostezo o respirar profundamente con la nariz tapada (pero no lo pruebes si sufres sinusitis).


MÁS: Di adiós a los oídos taponados

3. El aire acondicionado, otro enemigo para tus oídos. Sí, si hace mucho calor, es inevitable poner el aire acondicionado. ¡Pero cuidado! Hace que se resientan tus oídos. Estos aparatos reducen la humedad ambiental para provocar frío artificial que acaba afectando a nuestras vías respiratorias y de paso, a nuestros oídos.

4. La deshidratación. En pleno verano, si no nos hidratamos con más asiduidad, podemos sufrir mareos, vértigo e, incluso, acúfenos. O dicho de otra forma, esos golpes o sonidos que notamos en nuestros oídos y que pueden llegar a ser realmente molestos. Surgen como consecuencia de la disminución del volumen de sangre en circulación y la tensión arterial baja. En estos casos, como durante el resto del año, la solución está en tus manos…y en los vasos de agua que ingieras al día. Fácil y sano.

Te recomendamos

Barcelona: próximo objetivo para el Yoga Run de Solán de Cabras...

Tenis, HIIT, yoga, running… distintos deportes, distintos cuerpos, la misma exigencia...

BUFF® presenta el revolucionario tejido DryFlx®...

El espíritu de la maratón más internacional...

Crean un sistema inteligente de entrenamiento que se adapta a ti. ...