El plan de pérdida de peso más eficaz que nunca habías escuchado

Esther Crain -
El plan de pérdida de peso más eficaz que nunca habías escuchado
El plan de pérdida de peso más eficaz que nunca habías escuchado

La TLC

No tiene un nombre atractivo, ni promete cuerpos de diosas, pero la dieta TLC se mantiene inalterable entre planes que vienen y van y los nutricionistas le dan un “Me gusta” alto y claro. Llegó a ser la dieta más importante en Estados Unidos según la World Report para el año 2016.

La dieta TLC (siglas de Therapeutic Lifestyle Changes) persigue mejorar la salud de nuestro corazón, al optimizar los niveles de colesterol, lo que también podría traducirse en una pérdida de peso, dice Maggie Moon, autora de The Mind Diet. El plan se centra en la alimentación, la actividad física y, por supuesto, el peso, pero sobre todo recalca la importancia de establecer “menús inteligentes”. En 2001 la analizó el Instituto Nacional de la Salud americano y dio su aprobación la mismísima Asociación Americana del Corazón, por lo que tiene un respaldo científico sólido.

Y ADEMÁS: 11 alimentos que blindan tu corazón

La TLC

Publicidad

¿Tú puedes intentar la dieta TLC?

• No es un plan de privación. La dieta TLC llenará tu plato de mucha variedad de productos vegetales y de proteínas de origen animal.

Fruta: debes tomar de dos a cuatro porciones al día.

• Verduras: de tres a cinco porciones al día.

• Granos, como el arroz o el trigo integral, seis o más porciones al día.

Productos lácteos bajos en grasa (con un 1% aproximadamente): de dos a tres porciones al día.

• Carnes magras, pescado o aves de corral: unos 140 gramos al día (aproximadamente el tamaño de dos huevos).

• Grasas y aceites insaturados: con mucha moderación y según tus necesidades calóricas.

Postres: ¡¡¡¡Sí!!!!!, pero tienen que ser bajos en grasas saturadas, como yogurt helado y gelatina. Seguir este menú puede aumentar tu nivel de colesterol HDL (el “bueno”), que mantiene bajo control el riesgo de enfermedades del corazón. También disminuirá el perjudicial colesterol LDL.

Las normas

Al igual que la mayoría de las dietas, la TLC requiere controlar las calorías, una obviedad si quieres perder peso. Sin embargo, el rango de calorías depende de tu altura, tu peso y tu nivel de actividad. No necesitas volverte loca con los números, pero tienes que tener en cuenta que del 25 al 35 por ciento de tus calorías diarias deben provenir de la grasa, pero solo el 7 por ciento de grasas saturadas: como las que encontrarás en mantequilla, queso… Tienes que limitar el colesterol a 200 mg al día (para que te hagas una idea: como un huevo grande).

Según nos explica Maggie Moon, “la dieta TLC es muy específica y requiere mucha lectura de etiquetas y hacer cálculos, lo cual puede ser un desafío” Además, requiere un mínimo de 30 minutos de actividad física moderada (con la que llegues a sudar), como caminar enérgicamente.

Y ADEMÁS: Grasas buenas, grasas malas, esa es la cuestión 

¿Tú puedes intentar la dieta TLC?

Publicidad

Qué debes evitar

Huye de las grasas de la carne roja, la mantequilla, el queso y la leche entera. Lo mismo ocurre con los alimentos ricos en grasa trans, ya sabes, comida rápida, fritos, bollería industrial… tanto la grasa saturada como la trans aumentan la cantidad de colesterol LDL, sin mencionar además la ingesta total de calorías.

El alcohol también está en el punto de mira, porque se vincula a altos niveles de triglicéridos y otras grasas perjudiciales para el colesterol. Por último, la dieta TLC requiere reducir el sodio a menos de 2.300 mg al día, el equivalente a una cucharadita de sal. Parece drástico, pero es la cantidad recomendada por la Asociación Americana del Corazón para cualquier dieta. Recuerda que el sodio puede contribuir a una presión arterial alta, lo que aumenta las probabilidades de enfermedad cardiaca. Si estás tratando de perder peso, evita la sal.

Por qué funciona

La dieta TLC resulta muy similar a otras dietas saludables para el corazón, como la mediterránea: ofrece gran flexibilidad y multitud de alimentos. “Es tan amplia que puede personalizarse a vegetarianos o a personas que quieran seguir una dieta libre en gluten”, asegura Moon.

Recuerda que el objetivo principal de esta dieta no es adelgazar, pero se ha demostrado que es muy eficaz para lograr una pérdida de peso saludable.

El veredicto

No pasarás hambre, tendrás un amplio abanico de vegetales ricos en fibra y otros alimentos con proteínas y bajos en grasa… además, una vez que te familiarizas con la lectura de las etiquetas no es demasiado difícil. Si controlas las calorías y consigues hacer todos los días esos 30 minutos de actividad física, perderás peso de manera lenta y constante: “sin duda puede ser una forma saludable de comer, incluso para aquellos que no tienen problemas de colesterol”, nos asegura Moon.

Y ADEMÁS: 5 alimentos con más grasas saturadas que la mantequilla

 

Qué debes evitar

Publicidad
Te recomendamos

Las playas del mediterráneo ganan por goleada a las atlánticas...

Reebok rinde un homenaje a las mujeres fuertes que inspiran a otras a alcanzar su mej...

Almudena Fernández nos presenta las tendencias de baño 2018...

Que las agujetas no te paren...