¿Qué son los buddha bowls?

La última tendencia foodie es algo más que una foto bonita en Instagram
-
¿Qué son los buddha bowls?
¿Qué son los buddha bowls?

Olvídate de la pirámide nutricional. Ahora los nutricionistas prefieren hablar del “plato” como medida correcta que nos enseñe qué comer. Y las redes lo han adaptado a su manera: **el buddha bowl. **

“Se caracterizan por estar llenos de comida, tanto que visualmente recuerdan a la tripita llena de un Buddha feliz”, cuenta Silvia Riolobos, experta en nutrición energética y medicina china. De ahí su nombre.

Apenas necesitas cinco minutos para prepararte uno rico, completo y delicioso

Te damos 5 claves para que los prepares

1.- Hay bowls tan bonitos que parecen auténticas obras de arte. El juego de colores y texturas es tan vistoso que incluso da pena meter la cuchara, pero contra todo pronóstico estamos hablando de recetas que no requieren mucho tiempo. “De hecho, parte de su éxito radica en que apenas necesitas cinco minutos para prepararte uno rico, completo y delicioso”, dice Riolobos. ¿Eres de las que casi no tienen tiempo para hacer un break al medio día? Suelta ese sándwich de pavo y queso y disfruta de una de estas creaciones tan nutritivas. Tal y como explica la especialista: “Solo tienes que organizarte de tal forma que siempre tengas en casa alimentos como quinoa, arroz, legumbres, fruta, semillas… Piensa que es como un plato combinado, ¡pero saludable!”, señala la experta.

2.- Juntos, pero también revueltos Hay tantas tipologías de boles (no te pierdas nuestra galería que es complicado establecer unas reglas definidas, pero, grosso modo, se podría decir que “el 50% del contenido de la receta debe estar compuesto por vegetales de temporada (ya sean crudos o cocinados a baja temperatura y durante poco tiempo), y luego ya incluimos cereales o pseudocereales en grano (como el arroz integral o la quinoa), proteína de origen animal (como el pollo o el salmón) o vegetal (como el tofu o el tempeh), toppings (como semillas o frutos secos), grasas saludables (como el aguacate) y el aliño (como el tahín o la mantequilla de cacahuete)”, señala la nutricionista, que añade que también hay que tener en cuenta los boles de desayuno, en los que la fruta suele ser la protagonista y las bebidas vegetales, los acompañantes.

3.- Riqueza en cada bocado “No estamos hablando de sustitutivos de comidas”, resalta la nutricionista, que sabe bien de lo que habla. Ya que es una de las españolas pioneras en esta materia e imparte talleres específicos. “Los bowls son una comida en sí misma. Es más, son tan ricos en nutrientes que no los recomendaría como cena, resultan muy calóricos. Tómalos para desayunar o al mediodía”, aconseja.

4.- Larga vida al cuenco Seamos sinceras, la comida debe entrarnos por los ojos, y estos platos llenos de colores y alimentos saludables nos seducen como si nos guiñaran un ojo y nos lanzaran un beso. “Desde la cocina tradicional china y la ayurvédica, siempre se le ha dado mucha importancia a las distintas tonalidades, que se vinculan a los cinco elementos, así como a los sabores y texturas”, argumenta Riolobos. Si a esto le sumamos el efecto influencer, que nos lleva a fotografiar nuestros platos casi por impulso, la apuesta por lo fotogénico a la par que nutritivo pasa a ser una victoria segura. ¿A qué esperas para darle rienda suelta a tu creatividad con tu propio bowl? Eso sí, recuerda que si escoges los ingredientes haciendo “pito, pito, gorgorito” puedes acabar preparando una bomba calórica que no le va a sentar nada bien a tus curvas. Celebs de la talla de Kate Hudson ya se han declarado fanáticas de esta tendencia. ¡Tú también puedes dejar los platos en el fondo del armario y ganar en salud (y algún like en tus redes, claro)!

Son tan ricos en nutrientes que no se recomiendan como cena, resultan muy calóricos

5.- Para gustos los sabores Inspirados en la cultura del surf, estos cuencos tan originales nacieron como el aliado ideal para nutrirte antes o después de coger unas olas. Sin embargo, después del boom, la familia de los bowls ha ido creciendo y a día de hoy puedes encontrar versiones y combinaciones de todo tipo. No importa si eres vegana o carnívora, de platos fríos o calientes, o si prefieres la fruta a la verdura, hay un bowl para ti. Encuentra el tuyo, o prueba todos e incorpóralos a tu día a día, surfees o no.

Galería relacionada

Tipos de bowl: ¿cuál elegir?

Te recomendamos

Las playas del mediterráneo ganan por goleada a las atlánticas...

Reebok rinde un homenaje a las mujeres fuertes que inspiran a otras a alcanzar su mej...

Almudena Fernández nos presenta las tendencias de baño 2018...

Que las agujetas no te paren...