¿Qué partido has tomado en la “guerra de la horchata”?

¿Te has convertido en un “talibán nutricional”?
Patricia Cantalejo -
¿Qué partido has tomado en la “guerra de la horchata”?
¿Qué partido has tomado en la “guerra de la horchata”?

El último “linchamiento nutricional” ha tenido lugar con la horchata. Después de que se debatiera sobre la pizza con piña o la tortilla de patata sin cebolla, ahora la atención –y los memes- se centran en la tradicional bebida de chufa.

La puntilla llegó con el ya tradicional informe sobre las horchatas de supermercado de sinazucar.org. Según sus estudios, un vaso de horchata de (300 ml) de la marca Costa contiene 36 g de azúcar, equivalente a 9 terrones. ¿Tenemos que desterrar esta bebida de nuestra vida?

Una vez más, no. No existe ningún alimento ni milagroso ni demoniaco. La variedad y las porciones correctas son lo que determina una dieta sana y equilibrada. Es importante no dejarse engañar por la publicidad llamativa, ni caer en la alerta de los mensajes virales de WhatsApp.

No existe ningún alimento ni milagroso ni demoniaco

El problema no es la horchata, pero sí cómo se procesa. De hecho, esta bebida tiene muchos beneficios, en especial para los deportistas. Al fin de cuentas es una leche vegetal, como puede ser la de almendras, avellanas u otros frutos secos, con la diferencia de que la chufa es 100% autóctona española. Es cierto que su contenido en azúcar es alto, por lo que mejor apuesta por las versiones artesanales o por las versiones sin azucarar (por ejemplo, las de Horchatería Daniel en Alboraya, donde se vende una versión especial para deportistas realizada con dos partes de horchata granizada y una de zumo de naranja natural). La chufa es un tubérculo rico en vitamina C y E, minerales y antioxidantes, de alto contenido en fibra. No renuncies a ella, sólo fíjate una vez más en las etiquetas.

¿Qué partido has tomado en la “guerra de la horchata”?

¿Qué partido has tomado en la “guerra de la horchata”?

En su nuevo libro, “Qué es comer sano”, J.E.Mulet nos revela algunos de los falsos mitos alimentarios que nos hemos creído. Por ejemplo, **¿es el azúcar moreno mejor que el blanco? **Según nos indican, tiene algo más de minerales y nutrientes, pero la diferencia es poco significativa. Tanto uno como otro debe controlarse para llevar una dieta sana.

Tampoco te puedes dar “barra libre” de productos light. **Por si no lo sabías, con la denominación “light” se hace referencia a un producto que contiene un 30% del valor energético respecto al alimento de referencia, ¡¡¡¡pero puede que siga siendo muy calórico!!! Igual error cometemos con los **productos integrales: suelen contener las mismas calorías que el producto “nornal”, pero –eso sí- poseen más fibra que mejora el tránsito y tiene un efecto saciante. El aceite de palma no es cancerígeno, aunque no es muy aconsejable. Una **dieta sin gluten **no es lo mejor si no eres celiaco o por muchas bayas de goji que tomes deberías saber que obtendrás más vitamina C de una simple naranja.

También te puede interesar

Vamos a proponerte un dulce cambio

Tiene mala fama, pero si no eres celíaca ¿en qué le afecta a tu cuerpo?

El aguacate y su tropa pueden ser los culpables de tu pulso con la báscula… No dejes que te venzan.

Es hora de cambiar algunas ideas

Te recomendamos

La verdura desintoxicante para tomar en cualquier momento y lugar...

Que las agujetas no te paren...

Las nuevas Nike Air Zoom Pegasus 35 te descubren el Zen Running...

Descubre si tu crema solar aguanta tus entrenamientos...