Reducetarianismo: ¿Qué es exactamente?

Una pista: tiene ciertas ventajas
Women's Health -
Reducetarianismo: ¿Qué es exactamente?
Reducetarianismo: ¿Qué es exactamente?

Seguramente te habrás encontrado en la situación en la que a una amiga tuya, que dice ser vegetariana, se le han abierto los ojos como platos al ver la hamburguesa que te acaban de traer a la mesa. Poco hecha, jugosa... muy apetitosa. Bien, tu amiga, al día siguiente, pide lo mismo que tú y asegura que aunque es vegetariana, no descarta un trocito de carne de vez en cuando y te suelta el rollo de las proteínas y lo necesarias que son. Sí, sí, lo que ella diga.

Es en este punto donde exactamente entra en juego el reducetarianismo, que centra su filosofía en reducir el consumo de carne, pero no por completo. Así, aquellos que creen en esta variante, opinan que cuanto menos carne se coma, mejor, pero debe incluirse en la dieta por poco que sea.

El concepto nace de una forma muy curiosa. En Estados Unidos, dos amigos almorzaban en un restaurante y uno de ellos pidió como plato principal pescado. El otro, sorprendido, le preguntó si no era vegetariano. A lo que su amigo le respondió que sí, que es vegetariano pero que es “flexible”. Aquello acabó en debate y llegaron a la conclusión de que aquellas personas que prefieren la dieta vegetariana pero no descartan del todo la carne, son reducetarianos. Buscaron en la red si había información sobre esta idea y los resultados fueron nulos. Así que crearon una página de Facebook y una cuenta en Twitter y en cuestión de semanas tuvieron un éxito considerable.

¿Cuáles son los beneficios de ser un reducetarianista?

Para empezar, probablemente sustituirás la carne por alimentos más saludables, por no hablar de los demás beneficios que tiene este tipo de dieta, toma nota:

  1. Disminuyen las probabilidades de padecer diabetes. El consumo en exceso de carne roja tiene como consecuencia un alto riesgo de padecer diabates del tipo 2.
  2. Mantiene tu figura. Está claro que el acompañante del plato principal es lo que suele engordar, pero está demostrado que aquellas personas que comen carne a dario o de forma muy habitual, tienen tendencia a ganar más peso que aquellas que no.
  3. Corazón contento. La carne roja es menos recomendable porque el cuerpo lo convierte en un nutriente que promueve la formación de placas en las arterias.

 

¿Estás convencida, o todavía no? Sigamos. ¿Qué es la promesa #LessMeat? Este hashtag da vida al reto de comer menos carne durante 30 días. Los dos amigos idearon esta etiqueta con la idea de promover así el reducetarianismo, ya que si lo haces en silencio, solamente te influenciarás a tí misma, ¿no? Con #LessMeat cualquiera puede registrarse en la página web del movimiento y compartir su experiencia, ideas, recetas y consejos.

¿Cómo puedo unirme al movimiento? Si eres una carnívora empedernida, te servirá ponerte en la piel de un bebé: come menos carne, más fruta y más verdura. Eso sí, planteáte retos realistas y que seas capaz de afrontar. Por ejemplo, no dejes de pedir carne en tu restaurante favorito, sino prueba con pedir un filete más pequeño. O bien, en lugar de comer entre semana, reduce la carne al fin de semana. Y si has comido carne al mediodía, no repitas por la noche. ¿Suena fácil, verdad? Pues aún más fácil será imaginarte qué puedes sustituir por la carne, ¡puedes probar mil y una delicias nuevas!

¡Buen provecho!

Te recomendamos

Barcelona: próximo objetivo para el Yoga Run de Solán de Cabras...

Tenis, HIIT, yoga, running… distintos deportes, distintos cuerpos, la misma exigencia...

BUFF® presenta el revolucionario tejido DryFlx®...

El espíritu de la maratón más internacional...

Crean un sistema inteligente de entrenamiento que se adapta a ti. ...