¿Qué es eso de la retención de líquidos?

Aclaramos confusiones al respecto.
KRISSY BRADY -
¿Qué es eso de la retención de líquidos?
¿Qué es eso de la retención de líquidos?

Probablemente hayas escuchado hablar de las pastillas de agua para adelgazar, dietas detox y otros aliados depurativos que te ayudarán a perder peso rápido ya que pierdes líquidos, no grasas (y por cierto, probablemente de manera poco nutritiva). Pero, ¿qué significa realmente esto? Para despejar cualquier incógnita, hemos preguntado a varios expertos sobre el tema, porque es algo que suele escaparse de las manos cuando queremos perder peso y si realmente puede ayudar de forma positiva en tu objetivo.
Permítenos aclararte cualquier duda.

Cómo afecta el peso del agua

Aproximadamente, entre el 50% y el 60% de nuestro cuerpo está formado por agua, y la cantidad de retención depende en buena parte por nuestros hábitos alimenticios. Por ejemplo, pasarte con la sal en las comidas puede hacer que tus células absorban el agua como una esponja, dice Rebecca Lewis, R.D., médico de HelloFresh. De igual forma, una dieta con altas dosis de azúcar puede elevar tus niveles de insulina en la sangre (por encima de lo normal), lo que provoca que tu cuerpo retenga sodio.. Y cuando tu ingesta de carbohidratos se viene arriba (porque la pasta está deliciosa), por cada gramo que tu cuerpo almacena para utilizar como energía más tarde (conocido como glucóceno), también “guarda” tres gramos de agua. Así se explicar por qué a veces te sientes como un muñeco Michelin después de comer una buena pizza, afirma Rebecca.

Si pierdes peso, pierdes agua

Este dato explica por qué es más fácil que peso caiga en picado durante las primeras semanas. Básicamente lo que estás haciendo es deshacerte del agua extra que contiene tu dieta, y que tu cuerpo estaba reteniendo, asegura Ashvini Mashru, R.D. y autor de Small Steps to Slim.
Cuando te sumerges en una dieta baja en calorías, tu cuerpo empieza a tirar de las reservas de tu glucógeno para convertirlo en la energía que necesitas. Y dado que este hidrato (el glucógeno) está ligado al cuerpo por el agua, quemarlos significa que te liberarás también de líquido.
“Esta primera pérdida de peso puede ser de hasta 3,5 Kg-, depende de tu peso inicial, dice Mashru. Solo hay que recordar que una vez que vuelves a hidratarte, tus gramos volverán a aumentar, al menos un poco. “Y esto no significa que has retenido agua de una manera insana, sencillamente tu cuerpo se está ajustando a esos hábitos alimenticios más saludables”, añade.

¿Por qué es más difícil librarte de la grasa?
Nuestro metabolismo tiene una forma específica de hacer las cosas, así que sus propias normas explican por qué es más fácil perder agua  y un gran reto hacer lo mismo con la grasa, dice Linda Anegawa, médioa  y fundadora de OSR Weight Management en Kailua (Hawaii). Nuestro body consigue la fuente de energía en un orden establecido (como si se tratara de una escala): el azúcar y los carbohidratos se quemarán primero, seguido por el músculo y la grasa, confirma. Y todo esto se puede explicar, según la experta, porque nuestra fuentes de energía llegan al final del día a medio gas (normalmente necesitas más ‘gasolina’ cuando estás activa durante el día), así que nuestros cuerpos se convierten en unas súper máquinas para almacenar grasas muy eficientes, con el fin de seguir mantenerte en pie al final del día (y sobrevivir), dice.

Controla lo que pesa el agua

Perder peso “líquido” es totalmente normal y es parte del proceso de adelgazamiento. Una vez tu cuerpo se haya acostumbrado a tu nueva dieta, hay muchas fórmulas naturales para mantener bajo control tu retención de líquidos: trata de evitar sal y azúcar, y bebe más agua. Cuando no bebes suficiente tu cuerpo intentará retener hasta la última gota de agua, con la intención de preservar el buen funcionamiento celular.
Si te planteas llevar a cabo un plan de adelgazamiento bien hecho, saludable y sin pressings de tiempo evitarás que tu cuerpo se hinche. Privar a tu cuerpo de calorías durante un periodo de tiempo prolongado puede provocar retención de líquidos. Esto ocurre porque la reducción de calorías a largo plazo aumenta el nivel de la hormona del estrés, cortisol, que es lo que incrementa la retención de líquidos. Así que, aunque parezca que estás reduciendo tus niveles de grasa, estarás reteniendo líquidos. En otras palabras, es preferible que te dejes de planes detox en tiempo récord y dejes que tu cuerpo haga su trabajo.

Te recomendamos

Barcelona: próximo objetivo para el Yoga Run de Solán de Cabras...

Tenis, HIIT, yoga, running… distintos deportes, distintos cuerpos, la misma exigencia...

BUFF® presenta el revolucionario tejido DryFlx®...

El espíritu de la maratón más internacional...

Crean un sistema inteligente de entrenamiento que se adapta a ti. ...