Palomitas: ¿enemigas o aliadas?

Por favor, ¡ALIADAS!
Women's Health -
Palomitas: ¿enemigas o aliadas?
Palomitas: ¿enemigas o aliadas?

Si eres de las mías, seguramente te acabes una bolsa de palomitas gigantes en los 30 minutos que dura un capítulo de Friends. Probablemente seas capaz de hacerlo en la mitad de tiempo si son de mantequilla.

Pero claro, la eterna cuestión es:

¿Son sanas las palomitas?
Vayamos al grano, y nunca mejor dicho. Las palomitas son granos de maíz que estallan con el calor. “Hay personas que piensan que las palomitas son comida basura, cuando no es cierto”, dice Abby Langer, R.D., propietaria de Abby Langer Nutrition en Toronto, Canadá. “No solo aportan fibra; cuando se usa poco aceite o mantequilla, son bajas en calorías también. Además llenan bastante, así que te mantendrás saciada”.

“A veces se mezclan con otros ingredientes y es entonces cuando se pierde el “good-for-you” de las palomitas. El problema es que la gente tiende a comer demás”, dice Abby: lo normal es servirnos una taza. “Cuando comes más de lo que se debe, aunque sea comida saludable, estás ingiriendo más calorías”, explica.

Los factores nutricionales de las palomitas
Aquí te dejamos la información nutricional que encuentras en una taza de granos de maíz, según The United States Department of Agriculture.
Calorías: 31
- Proteína: 1g
- Grasas: 0.4 g
- Grasas saturadas: 0g
- Carbohidratos: 6g
- Fibra: 1g
- Sodio: 1mg
- Azúcar: 0.07g

- Así que, aunque comas más de tres tazas, no llega a 100 calorías y sin abusar de los hidratos de carbon, el sodio y las grasas.

Por supuesto, estos valores cambian en el momento que añadimos mantequilla, queso, caramelo o cualquier topping .

Tres tazas de palomitas de mantequilla contienen 192 calorías y 15g de grasas.

“Si no vas a controlar dónde está tu límite, pon especial atención a lo que vas comer para estar bien informado de lo que te estás metiendo en el cuerpo”, dice Langer.

¿Y qué pasa con las palomitas de bolsa?
“Lo mejor es evitarlas”, afirma Langer. Algunas marcas tienen muchas grasas saturadas o incluyen muchos aditivos. Además corremos el riesgo de sufrir “cáncer de palomitas de maiz” o “popcorn lung”, que se asocia al uso de mantequilla química para dar sabor a las palomitas. Pero esto solo es un riesgo si estamos inhalando de forma habitual el humo de una bolsa de este tipo de palomitas. (Así que, no lo hagas).

Si quieres ir a lo seguro, Langer recomienda que metas unos cuantos granos de maíz en una bolsa de papel y las hagas estallar en el microondas.

Otra opción es cocinarlas con una sartén, añadiendo un poco de sal y aceite, además de los granos de maíz. Si quieres puedes utilizer mantiquilla natural o un poco de queso parmesano. El aceite le añade unas calorías extra, mientras que con el microondas no hace falta usarlo y ,por tanto, están más libres de grasas. Sea como sea las palomitas son DELICIOSAS y…ALIADAS.

Te recomendamos

Almudena Fernández nos presenta las tendencias de baño 2018...

Descubre si tu crema solar aguanta tus entrenamientos...

¿Buscas un perfume diferente?...

Las nuevas Nike Air Zoom Pegasus 35 te descubren el Zen Running...

La verdura desintoxicante para tomar en cualquier momento y lugar...

Que las agujetas no te paren...