¿Qué es la leche de avena? ¿Es buena para ti?

Es todo un boom en Instagram
Marissa Miller -
¿Qué es la leche de avena? ¿Es buena para ti?
¿Qué es la leche de avena? ¿Es buena para ti?

La leche de avena lleva poco tiempo en nuestro mercado. Sin embargo, ahora todo el mundo parece haberse vuelto fan. No puedes abrir un blog o mirar instagram sin que te salten los últimos lattes y batidos con este ingrediente. ¡Incluso los veganos se rinden a sus encantos! ¿Crees que exageramos? Pero… ¿realmente conoces esta bebida? NO TE PIERDAS 5 PROPIEDADES DE LA AVENA Y CÓMO INCLUIRLA EN TODAS TUS COMIDAS

La “leche” de avena es, exactamente, lo que parece: un sustituto lácteo vegano no lácteo, hecho de avena. En su forma básica está hecha de avena y agua, mezcladas y luego coladas para crear un líquido suave y cremoso. Algunas marcas además añaden vitaminas y minerales adicionales (o incorporan distintos sabores y edulcorantes). TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR IDEAS DE DESAYUNO CON AVENA Y CEREALES

Las etiquetas nutricionales varían según las marcas: algunas tienen más azúcar que otras, por ejemplo. Pero de pro medio en una taza de leche de avena pura hay:
• Calorías: 130
• Grasa: 2.5 g
• Grasa saturada: 0 g
• Proteína: 4 g
• Hidratos de carbono: 24 g
• Azúcares: 19 g
• Fibra: 1.9 g
• Sodio: 115 mg
También obtendrás con una sola taza alrededor del 35 % de la ingesta de calcio recomendada al día y un 10% de la de hierro (aunque –una vez más- estos números varían según la marca).

La leche de avena generalmente tiene menos sodio por taza que otras opciones no lácteas. Por ejemplo, la de soja tiene unos 124 mg y la de almendra 186, frente a los 115 mg de la de avena. También es más rica en fibra (2 g. por taza) que los lácteos, que la de soja (1,5 g) y la de almendras (0 g).

Pero no todo son ventajas: desafortunadamente, la leche de avena es más baja en proteínas y más alta en calorías que la leche láctea con un contenido de grasa similar. Y ADEMÁS: LA LECHE DE VACA A DEBATE

Eso sí, la gran ventaja de la leche de avena frente a otras alternativas vegetales es que generalmente no contiene alérgenos como la soja y las nueces y –generalmente- está libre de gluten (pero revisa la etiqueta antes de comprarla si eres celíaca o tienes otro tipo de intolerancia al gluten).

Piensa en la leche de avena como “el tofu de las leches”: tiene un sabor realmente neutro. Intenta hornearla, añadir café o cocinar una granola…. Siempre funciona. Si realmente quieres doblar sus beneficios, nos sugiere la científica de los alimentos Cheryl Mitchell, toma avena con leche de avena: “proporciona un doble beneficio de fibras solubles y mantiene tu tracto digestivo en plena forma”.

La leche de avena casera dura de dos a tres días como máximo en tu nevera. Las marcas compradas en la tienda son estables hasta que las abres; luego tienes que consumirlas de 7 a 10 días.

Método: Mezcla avena y agua hasta conseguir una masa homogénea. Después fíltrala con un paño.
Grasas totales: 0,5-1,5 g. Grasas saturadas: 0,1-0,2 g.
Grasas poliinsaturadas: 0,7 g.
Proteínas: 1 g.
Azúcar: 4,1

Te recomendamos

Barcelona: próximo objetivo para el Yoga Run de Solán de Cabras...

Tenis, HIIT, yoga, running… distintos deportes, distintos cuerpos, la misma exigencia...

BUFF® presenta el revolucionario tejido DryFlx®...

El espíritu de la maratón más internacional...

Crean un sistema inteligente de entrenamiento que se adapta a ti. ...