La razón por la que a ti te cuesta más perder peso que a tu chico

Y tips para que consigas tu objetivo
Women's Health -
La razón por la que a ti te cuesta más perder peso que a tu chico
La razón por la que a ti te cuesta más perder peso que a tu chico

Perder peso es duro…a no ser que seas chico.

Las mujeres contamos las calorías, pesamos los gramos de azúcar que comemos, estamos a la última en dietas, hacemos ejercicio (casi) todos los días y aún así, luchamos por alcanzar y mantener un peso saludable. En cambio, los hombres pueden limitarse a comer pechugas de pollo y brócoli, y ya queman grasa como por arte de magia.

A ver, tampoco queremos exagerar. Está claro que muchos hombres también tienen que esforzarse por perder peso. Pero, incluso la ciencia ha demostrado que ellos lo tienen más fácil. Por ejemplo, el British Journal of Nutrition publicó un estudio en el que diferentes hombres y mujeres con sobrepeso se pusieron a dieta siguiendo 4 tipos de dieta distintos. Dos meses después, los investigadores comprobaron que, sin importar el método que habían utilizado para adelgazar, ellos lograron una pérdida de peso significativamente mayor que las mujeres.

 

MÁS: 9 alimentos que queman calorías

 

La injusticia viene de dos factores biológicos. En primer lugar, los hombres tienden a ser más grandes que las mujeres, con más músculos en su cuerpo, y eso se traduce en un metabolismo más rápido, según la dietista deportiva Jessica A. Culane. “Ellos requieren de más calorías para mantener su peso”, puntualiza la experta. Por lo tanto, si reducen la ingesta de calorías, aunque sea poca cantidad, son más propensos a bajar de peso.

En segundo lugar, los hombres y las mujeres tienen niveles de hormonas muy diferentes flotando en su torrente sanguíneo, dice Culane. Por ejemplo, nosotras tenemos una capacidad de construcción muscular de entre 15 a 20 veces menor y una testosterona para quemar grasa inferior a la de los hombres. Y según un estudio publicado este año por la Universidad de Yale, las mujeres tienen niveles superiores de estrógeno y progesterona, que hace que tengamos más antojos que los hombres a la hora de comer.  

1. ¡Arriba esas pesas!

Por norma general, los hombres tienen más músculos con los que alimentar el metabolismo, pero eso no quiere decir que no puedas aumentar tu masa magra. ¿Cómo? Pues, por ejemplo, con las mancuernas. Levantar peso te ayudará a quemar calorías. Cuanto más músculo tengas, más calorías quemarás cuando estés en reposo. Y si te animas a levantar peso, aumentarás temporalmente los niveles de testosterona, lo que optimizará tu potencial para desarrollar tus músculos.

 

2. Planifica tus comidas entorno a las proteínas

De nada servirá que levantes peso si no comes suficientes proteínas. Cada vez que haces ejercicio, tu cuerpo se desprende de las que están dañadas y las reemplaza por unas nuevas y saludables que fortalecen tus músculos. De ahí la importancia de reponer los suministros de proteínas y hacerlo bien.

Para que te hagas una idea, la American College of Sports Medicine recomienda que las mujeres que levantan pesas coman entre 1,2 y 1,7 gramos de proteína por kilo de peso corporal al día. Como norma general, comer entre 20 y 30 gramos de proteína en cada comida puede ayudar a las mujeres a construir masa corporal, aumentar el metabolismo y perder peso más fácilmente.

 

3. Trabaja tu relación con la comida

“Los hombres tienden a estar menos ligados emocionalmente a la comida, y por ello les resulta más fácil seguir dietas estrictas”, según Culane. “Las mujeres, en cambio, tenemos una conexión más afectiva con la comida, en nuestro caso no es blanco o negro”, puntualiza la experta.

Y eso podría explicar porqué las restricciones en tu nevera y en tu despensa se acaban volviendo en tu contra. Así que, en vez de eliminar de golpe los carbohidratos y los lácteos de tu dieta, es importante que establezcas una relación sana, tanto con los alimentos como con tu cuerpo.

 

4. Analiza tus hormonas

Si sospechas que tu metabolismo es más lento de lo que debería ser, o si tienes síntomas de hipotiroidismo (como por ejemplo, cabello muy fino, fatiga extrema, estreñimiento, sequedad de la piel y sensibilidad al frío), deberías hacer una visita al médico

Con un simple análisis puedes determinar si tus esfuerzos por perder peso están siendo saboteados por unos niveles de hormonas bajos. Así, si en el test algo sale mal, tú médico podrá derivarte a un endocrino o a un especialista en obesidad, que sabrá cómo controlar tus hormonas para que alcanzar un peso saludable no sea una batalla perdida. 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: CÓMO ACELERAR TU METABOLISMO

Te recomendamos

Barcelona: próximo objetivo para el Yoga Run de Solán de Cabras...

Tenis, HIIT, yoga, running… distintos deportes, distintos cuerpos, la misma exigencia...

BUFF® presenta el revolucionario tejido DryFlx®...

El espíritu de la maratón más internacional...

Crean un sistema inteligente de entrenamiento que se adapta a ti. ...