¿Por qué no debes chupar la cabeza de las gambas?

Este crustáceo es un “metal pesado”
Patricia Cantalejo -
¿Por qué no debes chupar la cabeza de las gambas?
¿Por qué no debes chupar la cabeza de las gambas?

Las gambas y langostinos son dos ingredientes estrella en cualquier cena de Navidad, pero –en realidad- son una buena elección durante todo el año: aportan muchas proteínas, con pocas grasas saturadas y son ricas en ácidos grasos Omega-3. Sin embargo, poca gente sabe que también tienen un alto contenido en colesterol: 100 gramos aportan 150 mg de colesterol (la mitad del consumo diario recomendado).

Además, hay que elegirlas bien. No te puedes fiar de su tonalidad rojiza. Es cierto que las gambas adquieren ese color cuando su dieta es rica en astaxanthina, un poderoso antioxidante. Sin embargo, la industria alimentaria sabe que esto es precisamente lo que busca el consumidor, por lo que –para potenciarlo- se añade sulfitos. Así evitan que se ennegrezcan. No es simplemente una cuestión de colores. Los sulfitos pueden provocar urticaria y angiodema y, además, ataques de asma a las personas que sean asmáticas. También absorben otros minerales peligrosos, como el cadmio y el cobre. Normalmente, la estas sustancias se encuentra en la cabeza de los crustáceos y rara vez llega a la “carne”.

Por tanto, si quieres añadir las gambas a tu menú navideño cómetelas con cuchillo y tenedor y no chupes la cabeza: sabemos que pierde su gracia, pero es más sano (y un poquito más fino).


TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR NUESTRA RECETA DE ENSALADA DE GAMBAS A LA PLANCHA 
Y NO TE PIERDAS EL MENÚ NAVIDEÑO DE WOMEN’S HEALTH

Te recomendamos

La empresa británica sustituye a Movistar, promete precios asequibles y también emiti...

Barcelona: próximo objetivo para el Yoga Run de Solán de Cabras...

Tenis, HIIT, yoga, running… distintos deportes, distintos cuerpos, la misma exigencia...

BUFF® presenta el revolucionario tejido DryFlx®...

El espíritu de la maratón más internacional...

Crean un sistema inteligente de entrenamiento que se adapta a ti. ...