El lujo más sano: guía para elegir marisco y pescado

Bajos en calorías, rebosantes de proteínas y una fuente incomparable de los potentes ácidos grasos Omega-3.
-
El lujo más sano: guía para elegir marisco y pescado
El lujo más sano: guía para elegir marisco y pescado

No importa las veces que aparece el pescado en los menús o en las dietas, a veces no llegamos a las dos raciones que deberíamos tomar a la semana. ¿Por qué? A algunas les preocupan los efectos neurotóxicos del mercurio y de otros contaminantes químicos, otras no saben sacarle todo su jugo en la cocina y hay quien también se queja de su elevado precio.

> Tranquila: tienen bajo contenido en mercurio

Los cinco nadadores que te enseñamos tienen un bajo contenido en mercurio, están atiborrados de nutrientes, son sostenibles (es decir, si los comes, no agotas la fauna marina ni destruyes su hábitat) y además, podrás prepararlos con los ojos cerrados.

Publicidad

El lujo más sano: guía para elegir marisco y pescado SALMÓN Este pescado de carne rosa es conocido por su cuantioso contenido en ácidos grasos Omega-3 pero también es una fuente natural inagotable de vitamina D, esencial para tener una osamenta fuerte y un sistema inmunológico sano. De tan solo 85 gramos, obtendrás el 52 por ciento de la cantidad diaria recomendada de niacina, una vitamina B que aumenta la energía y favorece la metabolización de grasas e hidratos de carbono. Escoge mejor las variedades salvajes que, gracias a su dieta variada, tienen más sabor que las especies cultivadas en piscifactorías.

**Perfil de sabor: **De intensidad moderada y sabroso debido a su alto contenido en grasas.

**Combina bien con: **Sabores suaves como los del limón o la soja para equilibrar su sustancioso sabor. Forma una buena pareja con verduras de hoja verde ácidas como la col china o las espinacas ya que compensan su sabor.

Pruébalo: Asado a la parrilla con vinagreta de limón, hervido con ensalada de cebolleta y salsa de yogur o al grill con salsa de naranja y sirope.

Publicidad

CANGREJO DUNGENESS

El lujo más sano: guía para elegir marisco y pescado Si ni lo fríes, ni lo bañas en mantequilla, ni lo preparas en un pastel, este crustáceo del Pacífico Norte no engorda nada – solo contiene 73 calorías y 15 gramos de proteína por cada 85 gramos. Los cangrejos se suelen preparar del mismo modo que las langostas (hirviéndolos vivos). Si esto no te resulta agradable, puedes comprarlo congelado ya que tiene el mismo sabor y es igual de saludable. **Perfil de sabor: **Suculento, delicado, dulce y ligeramente salado.

**Combina bien con: **Sabores suaves como el del aguacate ya que complementa su sabor salado o con la acidez del limón, de la lima o con una mezcla picante de especias ya que crean un contraste culinario formidable.

Pruébalo: Cocido y frío. Puedes añadirlo a una ensalada de luxe si tienes invitados para darle un toque. También puedes servirlo con salsa de cóctel en un aperitivo ligerito.

Publicidad

ZAMBURIÑAS

El lujo más sano: guía para elegir marisco y pescado Estos pequeños moluscos son una de las fuentes de proteína con menos grasas (como son prácticamente músculo, provocarán el mismo efecto en ti). 85 g contienen tan sólo 95 calorías y menos de un gramo de grasas. Además, proporcionan el 20 por ciento de la cantidad diaria recomendada de selenio, fortalecedor del sistema inmunológico. A la hora de comprarlas, escoge las de carne firme y descarta las que estén sobre cualquier clase de líquido. Perfil de sabor: Suave, dulce y más delicado que las vieiras.

**Combinan bien con: **Los sabores sutiles del vino blanco (de calidad), el limón, los tomates, las alcaparras y el romero.

Pruébalas: Ligeramente salteadas, asadas o cocidas. Déjalas enfriar e incorpóralas a una ensalada de espinacas con beicon crujiente. Aderézalas con aceite de oliva de romero para un aperitivo rápido o añádelas a un plato de pasta picante para enriquecer el plato.

Publicidad

El lujo más sano: guía para elegir marisco y pescado SARDINAS Saludables, baratas y muy socorridas. Puesto que siguen una dieta principalmente vegetariana, alimentándose de plancton, su contenido en mercurio es muy bajo y, como la mayoría de los pescados grasos, están repletas de ácidos grasos Omega-3. Cómpralas frescas, como las de la foto, aunque, para momentos de apuro,** las de lata son igual de saludables** (y perfectas para un picnic). Ni se te ocurra quitarles las espinas blandas. Son comestibles y buenas para tus huesos: ochenta y cinco gramos de sardinas contienen más calcio y vitamina D que un vaso de leche.

**Perfil de sabor: **Fuerte, salado y con un ligero sabor a minerales. C

Combina bien con: Sabores intensos: aceitunas, alcaparras, queso parmesano y vinagre de jerez.

**Pruébalas: **Ásalas al grill con limón y aceite de oliva durante dos minutos por cada lado y ponlas encima de un plato de pasta, de ensalada o unas rebanadas de pan crujiente. Si vas a usar sardinas de lata compra las envasadas con aceite de oliva.

Publicidad

PERCA

El lujo más sano: guía para elegir marisco y pescado Los fans del bacalao, del mero o del róbalo disfrutarán en grande de esta especie. Es un pescado blanco cargado de ácidos grasos Omega-3 y bajo en calorías. **Perfil de sabor: **Delicado y ligeramente graso al igual que el róbalo.

Combina bien con: Cualquier cosa: especias intensas, limón, soja, tomates y alcaparras mediterráneas.

**Pruébalo: **Al grill. Su alto contenido en grasas impide que la carne quede seca al entrar en contacto directo con el calor.

Publicidad
Te recomendamos

Barcelona: próximo objetivo para el Yoga Run de Solán de Cabras...

Tenis, HIIT, yoga, running… distintos deportes, distintos cuerpos, la misma exigencia...

BUFF® presenta el revolucionario tejido DryFlx®...

El espíritu de la maratón más internacional...

Crean un sistema inteligente de entrenamiento que se adapta a ti. ...