¿Cómo irte de copas y no engordar?

Te sugerimos cuatro promesas que deberías hacerte antes de tu próxima noche de chicas. Así mantendrás las calorías a raya.
Women's Health -
¿Cómo irte de copas y no engordar?
¿Cómo irte de copas y no engordar?

Es viernes. Por fin. Y, además, has terminado el maldito informe que te ha tenido machacada toda la semana. Todo lo que necesitas ahora es una copa –o un par– de vino (esperemos que no la botella entera) solo para desconectar. Es cuando te dices a ti misma que, total, un poquito no pondrá en peligro tu dieta, ¿verdad? Error: te estás autoengañando... y lo sabes. COMPLETA LA INFO: NINGÚN CONSUMO DE ALCOHOL ES SEGURO

“Si sigues un régimen de adelgazamiento, puede que su consumo –poco o mucho– sea contraproducente, y no solamente por la cantidad de calorías extras que añades a tu alimentación, sino porque te hará más vulnerable a la hora de tomar elecciones –explica la dietista-nutricionista Clara Muñoz, del centro Júlia Farré–. Beber favorecerá que tu comportamiento sea más relajado y que, en consecuencia, te permitas ‘perder el control’ sobre algunas situaciones, como por ejemplo picotear.

El alcohol, después de la grasa, es el producto que más calorías proporciona por gramo

PROMETO MEDIR EL ALCOHOL: ¿Vino, cerveza, un gin-tonic, champán? Sí, tomarse unas copitas es genial, pero seguro que engordar uno o dos kilos por su culpa no será tan divertido. “El alcohol, después de la grasa, es el producto que más calorías proporciona por gramo: 7 kcal (la grasa, 9 kcal), pero con la peculiaridad de que son lo que llamamos ‘calorías vacías’ porque no es un nutriente como tal. Estas calorías solo se utilizan como aporte energético”, puntualiza Ana Luzón, médico y autora del libro La dieta gourmet (Sindicato del Gusto). La fórmula está clara: más alcohol, más azúcares, más calorías. Es una cuestión de números; si un chupito tiene 400 calorías; tres sumarán 1.200.

Mantener la promesa: Elige las bebidas más bajas en calorías, como vodka, ginebra, tequila o whisky, en vez de cócteles, cervezas y sidras. Merece la pena saber que las calorías en una copa de vino son las mismas que en una rebanada de pan con mantequilla.

Publicidad

¿Cómo irte de copas y no engordar?

¿Cómo irte de copas y no engordar?

PROMETO COMER ANTES:

Es la madre de todas las reglas. Nunca bebas con el estómago vacío. Ten en cuenta que comer antes de consumir alcohol ralentiza su absorción en la sangre, lo que, a su vez, prevendrá que te vuelvas loca con el bufé. “La velocidad de absorción depende de la situación del estómago, de la constitución de los alimentos con los que se tome y de la concentración de alcohol en la bebida –señala la nutricionista Gloria San Miguel–. Así, si se ingiere con el estómago vacío pasa más rápidamente a la sangre que si se toma con él lleno o si en la comida se consumen grasas. Cuanto más alta es la graduación, antes pasa a la sangre”.

Mantener la promesa: Debes echarte al cuerpo algo light con proteínas. Garbanzos, lentejas, tofu, pescado blanco, huevos… con una fuente de grasa tipo aguacate. Nada de grasas saturadas –como pizza o hamburguesas–, que llenaran tu estómago, pero dejarán huella en tu cintura. En su lugar, elige snacks que te gusten, pero que también sean bajos en calorías: frutas, vegetales, ensaladas o humus. Nada de snacks salados, como chips, aceitunas o frutos secos, que te darán sed y harán que bebas más aún.

Publicidad

¿Cómo irte de copas y no engordar?

¿Cómo irte de copas y no engordar?

PROMETO REDUCIR EL NÚMERO DE COPAS:

Si te atiborras de gin-tonics, no quemarás nada más durante horas. Tu hígado interpreta que el alcohol es una toxina, de forma que cuando estás en el tercer cubata tu cuerpo deja de procesar la comida que has tomado y, en su lugar, se ocupa de digerir primero el copazo. ¿El resultado? Acumulas todo el exceso de comida en forma de grasa, así que reserva el alcohol para una ocasión especial.

Mantener la promesa: Si reemplazas las bebidas alcohólicas por agua infusionada con fruta, almacenarás nutrientes (proteínas, carbohidratos o grasa) en el cuerpo, que se quiere librar del alcohol y le da prioridad frente a otros procesos (como el de absorber nutrientes y quemar grasa).

Publicidad

¿Cómo irte de copas y no engordar?

¿Cómo irte de copas y no engordar?

PROMETO ESTAR HIDRATADA:

Si bebes poco agua, tu hígado trabajará peor y tu organismo se ralentizará. ¿Te despiertas con la boca seca? Parte del problema es que estás deshidratada (el alcohol es un diurético), y eso puede hacer que tengas más hambre después de una juerga.

Mantener la promesa: Beber agua entre trago y trago no es solo una buena forma de reducir el número de copas, sino también la ingesta calórica. Toma una infusión de agua con menta o pepino para que tu bebida te parezca más apetecible. Además, te mantendrá hidratada, regulará tu apetito y prevendrá que comas de más.

Sorbitos smart: Bebidas para no engordar

BURBUJAS: Los espumosos contienen menos azúcar que el vino y, si buscas una alternativa sin calorías, selecciona los que sean brut cero.

VODKA: Es más bajo en calorías que otras bebidas. Mézclalo con agua con gas y lima fresca.

TEQUILA: Si vas a ir de chupitos es mejor opción que los licores cremosos y con sabor a chocolate y caramelo.

La mayoría de alcohol contiene un montón de calorías, y ya sabes lo que eso significa: ¡engordar si no las quemas! No te pierdas nuestra galería con lo que engorda una copa y cuánto tienes que andar para quemarlas. Está calculado para una mujer media, con un IMC saludable (entre 18,5 y 25): ¿Cuántas calorías tiene una copa y cómo quemarlas?.

Publicidad
También te puede interesar

La diferencia está en con qué combinas el alcohol

Te recomendamos

Las jugadoras se proclamaron campeonas de la Copa Libertadores....

Perfúmate de la manera más eco...

La compañía de neumáticos premium Hankook tiene sus miras puestas en el presente… y e...

Tenis, HIIT, yoga, running… distintos deportes, distintos cuerpos, la misma exigencia...

El espíritu de la maratón más internacional...