Alimentos para cada tipo de enfermedad

La nevera puede ser mejor que un botiquín
Women's Health -
Alimentos para cada tipo de enfermedad
Alimentos para cada tipo de enfermedad

Ya sea para acabar con ese dolor de cabeza que te acompaña día y noche o hacer desaparecer esas molestas náuseas, el primer paso es abrir el botiquín y echar mano de algún medicamento. Pero en la nevera puedes encontrar remedios caseros que también te ayudarán a recuperar tu vitalidad.

Si no tienes muy claros los alimentos que te pueden ayudar, aquí tienes una selección de enfermedades comunes y lo que los nutricionistas recomiendan ingerir para aliviar el dolor. Así que ya sabes, boli, papel ¡y a tomar nota!

1. Resfriado o gripe. Los expertos recomiendan hacer frente a ese malestar general con un buen plato de sopa caliente con jengibre, ajo, pollo y zanahoria. Los líquidos calientes ayudan a despejar los conductos nasales obstruidos. Además, el jengibre y el ajo son buenísimos para el sistema inmunológico y alivian el malestar estomacal, al igual que la proteína del pollo y la vitamina A de las zanahorias. Pero, por si todavía no lo tienes claro, una investigación publicada en el Diario Americano de  Terapeutas demostró que la carnosina, un compuesto que se encuentra en la sopa de pollo, ayuda al sistema inmunológico del cuerpo a combatir las primeras etapas de la gripe.

2. Náuseas. Para evitar ese mareo estomacal, el jengibre puede ser el perfecto acompañante en una taza de té verde. Aunque, en realidad, lo puedes añadir a cualquier alimento ya sea recién rallado o en polvo, para ayudar a aliviar dolores de estómago y náuseas. De acuerdo con una investigación de la Universidad de Exeter, en el Reino Unido, el jengibre es muy útil para aliviar los síntomas de las náuseas y los vómitos, tanto si es porque estás mareada, embarazada o, incluso, si te estás sometiendo a quimioterapia. Básicamente, es bastante poderoso.

3. Alergias. Si estás sufriendo en tus carnes las consecuencias de una terrible alergia, lo mejor será que te alíes con los alimentos integrales y reduzcas los procesados o envasados. A largo plazo, los propios nutricionistas recurren todavía más a pescados como salmón y atún, que pueden ayudar a mantener la inflamación a raya. Otros ingredientes beneficiosos son los arándanos o las moras, ideales para tus postres.

4. Dolor de cabeza. En ocasiones, ese taladro en la cabeza puede ser causa de deshidratación. Pero si después de beber agua no notas ningún cambio, prueba con un poco de cafeína. Al fin y al cabo hay medicamentos para combatir la migraña que contienen un poco de cafeína. Sin embargo, cuando el dolor de cabeza es cosa de la tensión, opta por un puñado de almendras. Actúan como un calmante gracias a la salicina.

5. Lesiones deportivas. Si bien la idea es evitar las lesiones a toda costa, cuando no hay otro remedio recurre al poder de las proteínas. Después de todo, una investigación publicada en 2015 en Medicina Deportiva sugiere que las proteínas pueden ayudar tanto a recuperarnos de las lesiones como a impedir que perdamos músculo por no poder entrenar con normalidad. Un filete de carne magra o usar carne magra molida para hacer una salsa y descansar lo suficiente pueden ser tu mejor remedio. También te puedes ayudar de la proteína que contienen batidos o zumos.

Te recomendamos

La compañía de neumáticos premium Hankook tiene sus miras puestas en el presente… y e...

BUFF® presenta el revolucionario tejido DryFlx®...

¡La confianza y seguridad nacen en tus pies!...

El espíritu de la maratón más internacional...

Crean un sistema inteligente de entrenamiento que se adapta a ti. ...

Descubre el primer yogur vegetal de almendra con sello vegano...