8 inesperadas razones por las que engordas el fin de semana

¡Para que no te lleves sorpresas en la báscula cada lunes!
Women's Health -
8 inesperadas razones por las que engordas el fin de semana
8 inesperadas razones por las que engordas el fin de semana

<

p>1. Tus hábitos H2O: Sabemos que nuestro cuerpo está compuesto de agua, pero ¿conocemos las consecuencias de estar deshidratadas aunque sólo sea un día? Pues tienes que saber que si te olvidas de tus litros de agua durante el fin de semana, tu peso corporal puede variar. Entre otras razones, porque a menudo confundimos las sensación de hambre y sed, y los fines de semana ya sabemos que el hambre se traduce en pequeños placeres prohibidos… Así que, ante la duda, ¡un vaso grande de agua!

2. Por la menstruación: Puedes culpar a tus hormonas de que notes el tejano más apretado de lo normal.Y es que con la regla, el cerebro percibe los cambios como una falta de glucosa, que te puede llevar a consumir entre 100 y 200 calorías adicionales, especialmente en los días que más sangre puedes perder. Si a eso le sumamos que los días previos a la menstruación, los niveles de magnesio en suero pueden caer,  nuestros niveles de insulina están bajos y con ello, aumentan los antojos de azúcar. ¡Horror!

3. Tus visitas al baño: ¿Este fin de semana te has pasado a la hora de comer y no has ido lo suficiente al baño? Pues ahí lo tienes…Si no hay evacuación intestinal, tu peso se puede ver afectado. Así que no te sorprendas si los números de la báscula crecen cuando estás estreñida.

4. Subirte a la báscula en zapatillas: Es importante que cada vez que te subas a la báscula sigas una rutina. Es decir, que si te pesas desnuda por la mañana y por la noche te vuelves a subir, pero esta vez con las zapatillas y la ropa de correr, es imposible conseguir el mismo resultado. Que no se te olvide: las prendas de vestir o las zapatillas pueden hacer que varíe el peso (¡y qué innecesario!

5. Alimentos pseudohealthy: Como te decimos muchas veces, hay que mirar con detenimiento las etiquetas. Porque a veces compramos alimentos bajos en grasa y aparentemente súper saludables que en realidad contienen toneladas de azúcar y otros ingredientes problemáticos para tu dieta para compensar el sabor. ¡Atenta a la letra pequeña!

6. Demasiados carbohidratos: Son súper importantes en nuestra dieta semanal, ¡pero tampoco tenemos que excedernos! ¿Y cómo lo sabemos? Pues en el equilibrio está la respuesta. Hay que consumir la cantidad suficiente para obtener la energía y las vitaminas necesarias. Eso sí, corta por lo sano con los carbohidratos refinados, mejorará tu salud ¡y tu peso te lo agradecerá.

7. Escatimar en sueño: Dormir lo suficiente es vital en nuestro día a día. Tienes energía suficiente para empezar  la semana, está menos rabiosa… y tu peso también lo nota. Y es que si nuestro cuerpo no descansa, empieza a producir la hormona del estrés (cortisol) y aumenta la insulina después de las comidas. Ambas hormonas promueven el almacenamiento de grasa y se asocian con el aumento de peso.

8.  Exagerar con los batidos de proteínas: Pueden ser útiles para recuperarse después de una intensa sesión de ejercicios, pero lo más probable es que no lo necesites si ya tienes listo tu menú post-entrenamiento. Y es que una comida rica en nutrientes con una relación saludable de carbohidratos, grasas y proteínas es suficiente para abastecerse de combustible.

<

p dir="ltr"> Pero ya sabes, ¡no hay que obsesionarse con los números de la báscula! Es mucho mejor comprobar que nuestro cuerpo está saludable y en forma.

Te recomendamos

Barcelona: próximo objetivo para el Yoga Run de Solán de Cabras...

Tenis, HIIT, yoga, running… distintos deportes, distintos cuerpos, la misma exigencia...

BUFF® presenta el revolucionario tejido DryFlx®...

El espíritu de la maratón más internacional...

Crean un sistema inteligente de entrenamiento que se adapta a ti. ...