8 alimentos que (sorprendentemente) te dejan exhausta

No te quedes a medio gas
Women's Health -
8 alimentos que (sorprendentemente) te dejan exhausta
8 alimentos que (sorprendentemente) te dejan exhausta

Levantarse cansada

Que levante la mano la que no se haya sentido cansada durante todo un día y eso no había café que lo levantara (y sin motivo aparente). Nadie, ¿verdad? Y siempre solemos achacar ese cansancio al estrés, a la falta de tiempo para completar la interminable lista de cosas por hacer o a la falta de sueño. Pero quizás es tu dieta, aparentemente sana, la que te está chupando tu energía. Sí, sí, lo que lees. Hay alimentos nutritivos que pueden afectar a tu digestión, hacer que aumente el azúcar en sangre y que, literalmente, te despiertes en mitad de la noche (y por consiguiente ya te levantes cansada).

 MÁS: Aliados para mejorar tu rendimiento

 Son estos 8 alimentos:  

Levantarse cansada

Publicidad

Harina de avena

Sin duda, es un alimento energético fantástico, pero en cuanto le añades jarabe de arce o bien, optas por esos paquetes de harina avena instantánea con sabor, en realidad estás añadiendo un montón de azúcar extra. Y eso puede acabar en un pico de azúcar en sangre que se traduce en menos energía, según Michelle Babb, autora de Comer alimentos antiinflamatorios de forma fácil.

 De hecho, solo un cuarto de taza de jarabe de arce equivale a la friolera de 50 gramos de azúcar. ¿Cómo se te queda el cuerpo?

 Nuestra propuesta: No queremos que destierres la harina de avena de tu despensa, pero sí te recomendamos que al prepararla, añadas complementos energéticos como las nueces picadas o las semillas de chía. "Contienen proteínas y grasas saludables para minimizar el efecto del azúcar en sangre", asegura Babb.

Harina de avena

Publicidad

Nueces

Están tan buenas que en cuanto te compras una bolsa de nueces, no hay quien te pare y vas sacando una tras otra, ¿verdad? Pero si te pasas, puede que te acabes arrastrando el resto del día, según Babb. El motivo es que las nueces son ricas en grasa (algunas de las cuales son buenas) pero si comes en exceso, acabará dificultando la digestión e, incluso, puede aumentar el nivel de hormonas que contribuyen a la somnolencia.

Nuestra propuesta: Cuando abras la bolsa de las nueces, coge pequeñas porciones para limitar el consumo. Por ejemplo, toma como medida cuatro cucharadas. O mejor todavía, cómete un par de nueces y una manzana para conseguir la dosis de fibra que necesitas, saciar el apetito y controlar el efecto de este fruto seco.

Nueces

Publicidad

Yogures desnatados de sabores

No todos los yogures se preparan de la misma forma. De hecho, hay yogures de chocolate desnatados que contienen hasta seis onzas de cacao y 36g de azúcar.

Nuestro consejo: Quédate con el yogur griego y añádele arándonos y nueces. Tienen el doble de proteínas estabilizadoras del azúcar en sangre que un yogurt normal. Y si a ello le sumas unas bayas ricas en fibra, conseguirás el toque dulce que buscas… sin perder tu energía en cada cucharada.

Yogures desnatados de sabores

Publicidad

Chips vegetarianas

Por el simple hecho de que leas ‘vegetarianas’ en la bolsa de chips, no vayas a creer que ya estás consumiendo la porción de verduras que necesitas al día. Los crujientes y salados palitos o esas ricas patatas ultra procesadas (todo sea dicho) se hacen principalmente con el almidón de la patata, un carbohidrato refinado.

 Nuestro consejo: Prepara tus propias chips vegetarianas utilizando col fresca, boniatos o remolacha. ¿Demasiado trabajo? También puedes recurrir a la vieja escuela y comprar un paquete de zanahorias crudas y humus (se nos hace la boca agua con solo pensarlo). Te aportará las proteínas y la fibra necesaria para tener mucha energía.

Chips vegetarianas

Publicidad

Los investigadores han comprobado que beber vino tinto antes de irte a dormir puede romper el ciclo normal de sueño y hacer que al día siguiente te sientas más débil

Todas sabemos perfectamente que una copa (o dos) nos puede ayudar a conciliar el sueño de forma más rápido. Pero lo cierto es que está induciendo a tu cuerpo a dormir una ‘siesta’ y que al cabo de unas horas te despiertes. Y si a eso le añades que el alcohol te deshidrata, es más probable que al día siguiente te sientas más cansada.

Nuestro consejo: Huye de la copa nocturna o bien, tómate la última tres horas antes de irte a dormir. Una copa de vino a la hora de comer o de cenar será mucho mejor. Eso sí, no te olvides de beber agua si tomas alcohol

Publicidad

Café

Si tienes problemas para dormir, quizás deberías reconsiderar tus hábitos con el café, y tomarte la primera taza después de que se estabilice la hormona del estrés (cortisol), que suele estar en su momento álgido cuando te despiertas. Y ni se te ocurra tomarte una taza a partir de las tres de la tarde: una investigación ha demostrado que el consumo de cafeína seis horas antes de irte a dormir puede provocar la pérdida de una o más horas de sueño. Y sueño del bueno, de calidad.

 Nuestro consejo: Tómate la primera taza entre las 10 y las 12 del mediodía para tener un buen chute de energía en el momento en el que los niveles de cortisol comienzan a disminuir. Y recuerda: nada de cafeína 6 horas antes de irte a dormir.

Café

Publicidad

Smoothie de frutas

No te dejes engañar por los batidos de frutas ya hechos. Algunos son auténticas bombas de azúcar y sin las suficientes proteínas, grasas o fibra. Y si eres de las que prepara sus smoothies en casa, es probable que también lo hagas mal por no añadir las proteínas o la grasa necesaria.

 Nuestro consejo: Prepara tus propios smoothies de frutas y/o verduras, pero siempre incluyendo una fuente de proteínas y/o grasas saludables como aguacate.

 MÁS: Llena tu día de energía con este smoothie para deportistas

Smoothie de frutas

Publicidad

Barritas energéticas

Está claro que pueden ser fuente de vitaminas y minerales, pero a menudo están cargadas de edulcorantes que pueden condicionar tus niveles de energía. Sobre todo, si te comes una a modo de tentempié y no para impulsar tus entrenamientos.

Nuestro consejo: Opta por las barritas energéticas hechas con alimentos naturales. Cuantos más componentes reconozcas, mejor. Y sobre todo, asegúrate de que el azúcar o cualquier tipo de edulcorante no sea lo primero que aparezca en la lista de ingredientes y llévate a la boca aquellas que contengan una gran cantidad de fibra y proteína.  

Barritas energéticas

Publicidad
Te recomendamos

La compañía de neumáticos premium Hankook tiene sus miras puestas en el presente… y e...

BUFF® presenta el revolucionario tejido DryFlx®...

¡La confianza y seguridad nacen en tus pies!...

El espíritu de la maratón más internacional...

Crean un sistema inteligente de entrenamiento que se adapta a ti. ...

Descubre el primer yogur vegetal de almendra con sello vegano...