5 tips para tener una buena digestión cuando comes fuera

Líbrate de la digestión de boa
Alicia Román -
5 tips para tener una buena digestión cuando comes fuera
5 tips para tener una buena digestión cuando comes fuera

Estás de vacaciones, has quedado con los antiguos compañeros de la facultad, etc. Vamos, la ocasión para darte un homenaje. Pues que sepas que en los grupos que superan las cuatro personas corres el riesgo de comer hasta un 75% más de alimentos. ¿Quieres librarte de la digestión de la boa? Te ayudamos a conseguirlo.

1. Duerme bien. Un estudio llevado a cabo por la Universidad de California (EE.UU.) revela que la falta de sueño causa cambios en el cerebro que están asociados con un mayor deseo de alimentos hipercalóricos.

2. Sé la primera en pedir... Aunque no te guste el protagonismo, por una vez toma la iniciativa y evitarás tentaciones. Incluso te puedes permitir compartir unos entrantes. “Si al grupo de personas le apetece tomar algo sano, pedir algo al centro es una oportunidad para probar ese plato tan atractivo comiendo una porción moderada”, explica Amil López. Pero si ese grupo no está por la alimentación saludable, “es mejor pedirte tu plato o no controlarás lo que ingieres”, puntualiza la doctora Gil. O sea, que esos nachos con queso comunales, descartados. En su lugar, escoge un primer plato en el que haya, principalmente, verde, y un segundo que no incorpore mucha salsa. Y si quieres un plato único, sigue las dos máximas: que no tenga mucha grasa y que esté repleto de alimentos verdes. ¿Y los hidratos, se pueden pedir? Mejor resérvalos para comerlos controlados en casa.

3. Ve despacito. Comer con tus amigos es un placer. Disfruta del momento, no te atiborres. Mastica lentamente y participa animadamente en la conversación. Todo ello conseguirá que ingieras menos, porque darás tiempo a que la sensación de saciedad viaje hasta tu cerebro.

4. Esconde el pan. El pan antes de la comida produce picos de azúcar en la sangre que pueden aumentar tu sensación de hambre. “En su lugar pide agua fría mientras esperas la comanda, porque contrae el estómago y hace que te sientas saciada”, añade Amil López.

5. Elige la mejor bebida. Y esa es el agua, sin duda. Si te lo estás preguntando, sí, es mejor que la opción light. “Este tipo de bebidas, al final, no dejan de ser un sabor más en tu comida y, además, envían al cerebro la señal de que está tomando algo dulce, cuando, siendo puristas, no lo está haciendo. En todo caso, un refresco no es una bebida adecuada para comer”, concluye la doctora Paloma Gil.

MÁS: 8 ideas para dejar de comer cuando ya estás llena

 

Te recomendamos

Mi Empresa Es Saludable presenta la publicación que resume los planes saludables gala...

Perfúmate de la manera más eco...

Tenis, HIIT, yoga, running… distintos deportes, distintos cuerpos, la misma exigencia...

El espíritu de la maratón más internacional...

Crean un sistema inteligente de entrenamiento que se adapta a ti. ...