4 motivos por los que es más fácil perder peso en verano

Descubre por qué no hay mejor momento que ahora para perder kilos
Women's Health -
4 motivos por los que es más fácil perder peso en verano
4 motivos por los que es más fácil perder peso en verano

El verano sólo tiene cosas buenas: es la estación de las vacaciones relajantes, del bronceado (si se te resiste, consulta estos trucos para conseguir un moreno perfecto) y de las margaritas bien fresquitas. Y a pesar de todo el descanso y de las copas decoradas con sombrillitas de papel, también puede ser la mejor época del año para alcanzar tus objetivos de adelgazamiento. He aquí el por qué:

El buen tiempo te anima a estar activa. En 2012, se batió el récord de frecuencia de ejercicio en EE.UU., según una encuesta de Gallup. ¿Por qué? Porque ese año fue inusualmente cálido. Tampoco es de sorprender la tendencia estacional del ejercicio: solemos mostrarnos más activos en primavera y verano, mientras que flojeamos más en otoño e invierno. Así que aprovecha el buen tiempo y de vez en cuando cambia el gimnasio por el ejercicio al aire libre: ¡Tienes muchas razones para hacerlo!.

Es menos probable que te des atracones debidos al mal humor. El invierno es oscuro y lúgubre, y para algunos eso significa que es la temporada de la depresión. En un reciente estudio de la Universidad de Pittsburgh realizado con personas con trastorno afectivo estacionario invernal, el 27% manifestó que durante los días más deprimentes del año se daba atracones de comida. Y de estos, el 94% dijo que en invierno se aislaba y el 90% que sentían mayores deseos de ingerir hidratos de carbono de lo normal cuando hacía frío.

El calor puede ayudarte a controlar el apetito. Sí, el helado es la comida no oficial del verano, pero en general tendrás la sensación de que en los meses cálidos la necesidad de arrasar la despensa es menor. En un estudio de 2013, los sujetos que hacían ejercicio en un ambiente cálido (30ºC) comían menos después que los que lo hacían en un entorno más frío (10ºC). Eso hace pensar que las altas temperaturas pueden mermar tus deseos de comer, incluso después de una dura sesión física.

Tienes más piel al descubierto. Las mujeres consideran que lucir bikini pone en juego su confianza más aún que desnudarse en el dormitorio, según un estudio publicado en 2012 en Body Image. O sea, que tener que ponerte el bañador –y lucirlo en la playa– puede ser un gran incentivo para adelgazar.

Te recomendamos

Barcelona: próximo objetivo para el Yoga Run de Solán de Cabras...

Tenis, HIIT, yoga, running… distintos deportes, distintos cuerpos, la misma exigencia...

BUFF® presenta el revolucionario tejido DryFlx®...

El espíritu de la maratón más internacional...

Crean un sistema inteligente de entrenamiento que se adapta a ti. ...

Descubre el primer yogur vegetal de almendra con sello vegano...