15 formas de evitar un antojo

Y cómo actuar cuando, por arte de magia, se presenta una deliciosa tarta de chocolate ante ti
ESTHER CRAIN -
15 formas de evitar un antojo
15 formas de evitar un antojo

Estás en la oficina y pasas por delante de la máquina de snacks: ¿esa bolsa de patatas lleva mi nombre? Ojeas una revista y de repente, ¡ñam!, me comería la caja (¡entera!) de bombones de la foto. ¡Maldito antojo!

Cuando te encuentras en situaciones similares, ¿te cuesta no caer en la tentación? Toma nota de estos 15 consejos para controlar (o disminuir) la irresistible incitación a un atracón caprichoso.

1. Date un paseo. Estudios recientes indican realizar un pequeño pero intenso ejercicio regula el apetito. Así pues, sal a pasear 15 minutos y resistirás a la tentación de comerte el dulce que tenías en mente.

2. Toma bebidas con sabores. Una infusión, por ejemplo de menta, frutos rojos, o basílico es refrescante y saciará tu apetito sin que ingieras ninguna caloría.

3. Coge el mando y, ¡a jugar! Está estudiado que los videojuegos son una forma de distraer la mente y olvidar el antojo. Cuando termines la partida ni te acordarás de lo que tenías en mente comerte.

4. Té de jengibre. Pela y corta un poco de jengibre, añádelo junto a unas rodajas de limón a un litro de agua caliente y fíltralo. Puedes beberlo frío o caliente. ¡Con esta bebida te sentirás saciada!

5. Tómate un descanso. Si estás trabajando y de repente tienes hambre, aprovecha para hacer una pausa, charlar un rato con los compañeros o, si estás en casa, haz cualquier cosa que te distraiga. Está comprobado que cuando la mente no tiene nada en qué pensar tendemos a tener más sensación de apetito.

6. Bebe agua. En muchas ocasiones confundimos hambre con sed y en lugar de apetito, lo que tenemos es deshidratación. Así que, toma un buen vaso de agua y sacia tu antojo.

7. Masajéate la frente. Suena raro, pero funciona. Taparte la frente con la mano durante 30 segundos puede minimizar la intensidad de un antojo, así como hacer que olvides la imagen de la dichosa tarta.

8. Mastica chicle. Está comprobado que las personas que mastican chicle sin azúcar durante las tres horas siguientes a haber comido tiene menos síntomas de antojos y atracones durante ese tiempo.

9. Hazte un selfie mientras alimentas tus antojos. Cuando veas la foto, ¡se te quitarán las ganas de volver a caer en la trampa!

10. Olfatea jazmín. En un bote pequeño mezcla la esencia de esta flor: tiene el poder de saciar el apetito y alejar el antojo. El jazmín alivia el deseo de algo dulce.

11. Medita. El estrés aumenta las posibilidades de tener antojos por la ansiedad que provoca. Prueba con estirar un par de minutos, medita, o simplemente descansa la mente cuando notes que tienes ganas de un atracón.

12. Toma un tentempié de fibra y proteína. Ambos nutrientes te darán energía, y el tiempo que tu cuerpo tarda en digerirlos tendrás la sensación de saciedad. Los frutos secos como los pistachos y las almendras tienen mucha proteína y fibra.

13. Toma solo un poco de tu antojo deseado, y algo saludable en mayor cantidad. Si no hay forma de evitar caer en la tentación... Intenta que sea sólo un poco y combínalo con otro alimento que sea nutritivo.

14. Piensa en el futuro. Distrae tu mente con otros pensamientos que pueden ser útiles y esperanzadores. ¡Olvidarás el antojo!

15. Haz algo relajante. ¿Te relaja pintarte las uñas, leer un buen libro o depilarte las cejas? Evita la ansiedad y mantente ocupada.


Te recomendamos

Barcelona: próximo objetivo para el Yoga Run de Solán de Cabras...

Tenis, HIIT, yoga, running… distintos deportes, distintos cuerpos, la misma exigencia...

BUFF® presenta el revolucionario tejido DryFlx®...

El espíritu de la maratón más internacional...

Crean un sistema inteligente de entrenamiento que se adapta a ti. ...