Sicilia: en las faldas del volcán

Descubrimos un lugar que respira historia en clave fit con Laura Madrueño
Laura Madrueño. Fotografías: @alvaropuertophotography -
Sicilia: en las faldas del volcán
Sicilia: en las faldas del volcán

Si estáis buscando un viaje cómodo, pocas horas de vuelo, un lugar donde se coma bien y el clima sea cálido, donde se respire historia, con ciudades de película, aguas cristalinas y volcanes exuberantes… este es vuestro destino.

Sicilia me sorprendió en todos los sentidos: es una isla enorme donde podríamos irnos un mes y nos quedarían cosas por visitar. Tiene infinidad de pueblos monumentales, escenarios propios de una buena película de Fellini y muuuuchos planes fit para no aburrirte estas vacaciones.

Hay muchas opciones de ruta, yo decidí volar a la costa este porque mi objetivo principal era ascender el volcán Etna. Aquí os dejo lo mejor de mi aventura.

Sicilia: en las faldas del volcán

Sicilia: en las faldas del volcán

La bella Taormina

Un pueblo construido a doscientos metros sobre el nivel del mar en el Monte Taurus, que llama la atención desde cualquier punto.

Sicilia: en las faldas del volcán

Sicilia: en las faldas del volcán

A pesar de que es uno de los sitios más turísticos de la isla, merece la pena visitar su Teatro griego, contemplar sus vistas y perderse entre sus floridas callejuelas. Podéis tomar algo fresco en el Café Timoleone (al lado del Teatro en una calle muy acogedora), dar un paseo hasta la playa y descansar en una hamaca con vistas a Isola Bella… un lugar idílico. Lo ideal es visitarlo entre semana. Os recomiendo dejar el coche en el primer parking que veáis, es imposible acceder en vehículo privado.

No te pierdas la galería. Con todas las fotos del viaje

Siracusa

Dos o tres noches en esta ciudad no serán demasiado. Siracusa aguarda uno de los patrimonios arqueológicos más importantes de Sicilia, además de la Península de Ortigia, sede original de la ciudad.

Sicilia: en las faldas del volcán

Sicilia: en las faldas del volcán

De visita obligada, su Parque Arqueológico, Patrimonio de la Humanidad, donde podréis ver esta maravilla de Teatro griego del siglo V a.C. con capacidad para 15.000 espectadores.

También podréis entrar en la Oreja de Dionisio, una cueva de caliza de 23 metros de altura donde, según la leyenda, el tirano Dionisio I torturaba a sus prisioneros.

Si no tenéis mucho tiempo es muy recomendable recorrer la urbe en bici disfrutando de su arquitectura y parando en sus bulliciosos mercados, donde todos los paisanos vociferan cuán frescos son sus productos.

He aquí la verdadera Sicilia.

Marzamemi

Este encantador pueblo de pescadores fue uno de mis lugares preferidos del viaje. Su Piazza Regina Margherita tiene multitud de restaurantes donde comer pescado fresco y disfrutar del ambiente.

Sicilia: en las faldas del volcán

Sicilia: en las faldas del volcán

Es imprescindible tomar una granita (sorbete de origen siciliano) con un brioche, típico desayuno isleño. ¡Estos sorbetes están deliciosos!

Parque Regional de Vendicari

Muy cerquita de Marzamemi se encuentra esta reserva natural, donde podréis pasar un gran día de playa en plena naturaleza.

Sicilia: en las faldas del volcán

Sicilia: en las faldas del volcán

Es un lugar de paso para multitud de aves migratorias y también un buen sitio para hacer snorkel, sus aguas son cristalinas y hay mucha vida alrededor de la cala. ¡No olvidéis las gafas de buceo!

Noto
Otro pueblo absolutamente mágico, en Noto el tiempo parece haberse detenido hace unas cuantas décadas.

Sicilia: en las faldas del volcán

Sicilia: en las faldas del volcán

Una villa barroca, Patrimonio de la Unesco, con espectaculares monumentos y catedrales… ¡Os dejará sin palabras! Animado y con muchos lugares buenos para cenar. Si reserváis con antelación, conseguiréis mesa en Ristorante Crocifisso, un clásico siciliano.

Catania

Nuestro viaje terminó en Catania, segunda ciudad más importante de la isla… ¡que me fascinó! Lo pasamos bomba en esta metrópoli aparentemente decadente y oscura (está reconstruida casi en su totalidad con el magma del Etna). Dos o tres noches aquí son imprescindibles.

Sicilia: en las faldas del volcán

Sicilia: en las faldas del volcán

Recorred sus concurridas vías principales de día y sobretodo de noche, cuando sus monumentos se iluminan. Alrededor del Duomo montan sus genuinos mercados donde podréis comprar quesos, mortadela, orégano, guindillas, fruta fresca… son un verdadero espectáculo.

Merece la pena comer en alguno de los restaurantes cercanos, como Antica Marica, Turi La Paglia o La Macelleria. Catania también es sinónimo de experiencia culinaria, donde tenéis que degustar la “tavola calda” o la carne de caballo (si, habéis leído bien), una auténtica delicia. Buenos lugares para hacerlo son Etoile D’Ore o la Trattoria I Principi by Castello Ursino.

Sicilia: en las faldas del volcán

Sicilia: en las faldas del volcán

Para vuestro viaje recomiendo evitar pleno verano porque el calor y la humedad son muy altos, pero si no hay más remedio no olvidéis un sombrero y repelente de mosquitos. En Sicilia las distancias son largas y no cuentan con las mejores carreteras, conviene tenerlo en cuenta para aprovechar los días en la isla. NO TE PIERDAS LA GALERÍA DE IMÁGENES DEL VIAJE DE LAURA MADRUEÑO A SICILIA

En el siguiente post os contaré mi ascenso al volcán más activo de Europa, el Etna… ¡No os lo podéis perder!

Os espero en IG/FB con vuestras dudas. ¡Ciao bellas!

Fotografías: @alvaropuertophotography

Sicilia: en las faldas del volcán

Sicilia: en las faldas del volcán

Galería relacionada

Descubrimos Sicilia

Te recomendamos

Almudena Fernández nos presenta las tendencias de baño 2018...

Descubre si tu crema solar aguanta tus entrenamientos...

¿Buscas un perfume diferente?...

Las nuevas Nike Air Zoom Pegasus 35 te descubren el Zen Running...

La verdura desintoxicante para tomar en cualquier momento y lugar...

Que las agujetas no te paren...