La vuelta al trabajo después de ser mamá

Estas son algunas situaciones típicas de la vuelta a la rutina
Women's Health -
La vuelta al trabajo después de ser mamá
La vuelta al trabajo después de ser mamá

¿Te habías olvidado de lo que es pasarse un día entero currando? Hasta hace pocos días estabas convencida de que nada podría separarte de tu hijo pero, ¿el mundo se te viene abajo cuando piensas en la vuelta al trabajo tras la maternidad? ¡Plántale cara! Estas son algunas de las situaciones típicas que puedes encontrarte  en la oficina después de ser madre. Ponle humor al asunto, ¡al mal tiempo buena cara! 

1. Te sentirás como si fuera el fin del mundo
Nada ni nadie podrá hacerte cambiar de opinión, para ti hay una cosa peor que el fin del mundo: separarte de tu hijo. Aunque la idea de hacerte pasar por enferma unos días más te parezca fabulosa, recuerda que no puedes simularlo durante los próximos 18 años. ¡Coge el toro por los cuernos! Organizarse el trabajo (por ejemplo, con una lista de tareas pendientes), elegir bien la persona que va a cuidar del bebé,  descansar y dejarse ayudar son algunas de las claves para conseguirlo.

2. Querrás reordenar tus prioridades

Puede que para ti sea el fin del mundo, pero esta no es excusa para tu jefe, así que tienes que ponerte a trabajar... Piensas que todo irá bien pero, ¿sigues siendo exactamente  la misma persona que antes? Sé honesta contigo misma, ¡te sientes totalmente diferente! Este puede ser un buen momento para reflexionar sobre si estás satisfecha con tu trabajo o quieres darle un vuelco a tu vida profesional. Después de la llegada del bebé, tu vida ha cambiado por completo, por lo que querrás buscar la satisfacción en todos los aspectos.

3. Tu hijo se convertirá en el nuevo Harry Styles

¿Echas de menos a tu hijo? Prepárate para sorprenderte. Los fans de One Direction serán simples aficionados al lado de tus compañeros de trabajo. ¿Llevas 100 fotos en el móvil de tu hijo? ¡Ellos querrán ver más! Si supiera escribir te pedirían un autógrafo. Y lo más importante, todo (hasta los restos de caquita en un pañal) les parecerá absolutamente adorable o monísimo. Con una acogida así, la vuelta a la rutina parece más llevadera, ¿verdad?

4. Tendrás un motivo para decorar de nuevo el escritorio

Ya no será suficiente tenerlas de fondo de pantalla del móvil, querrás adornar el escritorio con ellas. ¡Por fin sabrás lo que se siente al enganchar ese selfie con tu hijo en el ordenador! Ahora las fotos que tiene tu jefe en su escritorio ya no te parecen tan ñoñas, ¿verdad? Esta puede ser una buena forma de sentirte más cerca de tu pequeño.

5.
 Físicamente estarás en el trabajo, mentalmente, con tu bebé
Concentrarse en el trabajo no será una tarea fácil. “Ahora está haciendo la siesta”, “después toca cambiarle el pañal” o “es la hora del biberón” son algunos de los pensamientos que no te podrás quitar de la cabeza. Si todo te recuerda a tu bebé, soluciónalo con una llamada diaria para saber cómo está, ¡te sentirás aliviada! Piensa en el mejor momento para hacerla, por ejemplo, después de la siesta o cuando le toque tomar el biberón.
¿Y tú? ¿Qué experiencias has vivido tras la vuelta al trabajo después de ser mamá?

Te recomendamos

Las jugadoras se proclamaron campeonas de la Copa Libertadores....

Perfúmate de la manera más eco...

La compañía de neumáticos premium Hankook tiene sus miras puestas en el presente… y e...

Tenis, HIIT, yoga, running… distintos deportes, distintos cuerpos, la misma exigencia...

El espíritu de la maratón más internacional...