Entrena en la piscina: yoga, boxeo, spinning…

Hay vida en la piscina más allá de hacer largos o apuntarte a aquagym.
Artículo relacionado
Paddle yoga
1 / 5

Paddle yoga

Si sigues en Instagram a Jennifer Aniston, Kate Hudson o Gisele Bündchen, ya sabrás de lo que te hablamos. El Paddle Yoga o mezclar asanas de yoga y paddle surf llega desde Florida a todo el mundo. Esta práctica requiere más equilibrio, coordinación y resistencia. Pon a prueba tu cuerpo. Además, imagínate cómo debe ser el momento relajación mientras flotas sobre la tabla. Un plus a tener en cuenta.
Dónde: Hotel OD Talamanca.
COMPLETA LA INFO: PADDLE Y PILATES EN EL MAR
AquaZumba
2 / 5

AquaZumba

Sus clases son tan divertidas que se la denomina “la fiesta de la piscina”. Sin embargo, prepárate, porque a tu clase tradicional de Zumba hay que sumarle la resistencia del agua. Cada paso requiere más esfuerzo lo que te ayudará a tonificar los músculos. Además, sufrirás menos impacto, por lo que es ideal si tienes algún problema en tus articulaciones. Si bien es cierto que los pasos de baile tradicionales de Zumba se adaptan al medio y las coreografías son más sencillas.
Publicidad
Aquaspinning
3 / 5

Aquaspinning

Seamos sinceras, ir a la clase de spinning en verano es para las más pro. Sin embargo, si estás muy enganchada a dar pedales, prueba la versión acuática. Las clases de Aquaspinning se hacen en una piscina con el agua por la cintura, a una altura de 1,20 metros (la tonificación de los músculos es mayor y, sí, también es más eficaz para la celulitis). Y, te avisamos, la piscina está a 29 grados.

NO TE PIERDAS PROBAMOS EL AQUASPINNING

Aquatraining
4 / 5

Aquatraining

Podríamos calificarlo como el Boot-Camp de la piscina, un paso más para todas las que creen que el aquagym es para “abuelitas”. En sus clases trabajarás tonificación y cardio de bajo impacto. Además de la resistencia del agua, en muchos ejercicios añadirás lastres con peso.
Publicidad
Aquaboxing
5 / 5

Aquaboxing

El boxeo en el agua gana cada vez más adeptos, porque el riesgo de lesión es mucho menor. También te resultará más fácil conseguir ciertos movimientos del kickboxing, sobre todo si tienes problemas de coordinación (ánimo, en la piscina se nota menos).

Hay que destacar que los movimientos se hacen de forma más lenta y controlada. La resistencia del agua hará que quemes más calorías y conseguirás que músculos olvidados –como los flexores de la cadera- trabajen mucho más.

NO TE PIERDAS NUESTRA RUTINA DE AQUABOXING

Galerías relacionadas

No hace falta que dejes el bufete y te hagas yogui, tenemos otra solución para ‘activar’ tus horas en la ofi. .

Nos colamos en los fogones de la dietista-nutricionista Cristina Sabaté para descubrir qué cocina y qué no..

Descubre nuevos ingredientes y cómo introducirlos en tu día a día. .

Añádelos en tu despensa .

Piernas y glúteos bien definidos.

Esta es Julia Bayona, líder de aprendizaje y desarrollo de una marca de marketing digital y una fan incondicional del yoga con pesa rusa o kettlebell. Síguela en #EnFormaMiForma en www.womenshealth.es..