Superarte a ti misma es más sencillo de lo que crees

Tenemos la clave para hacer que rindas el doble en tus entrenamientos
WOMEN’S HEALTH PARA FITBIT -
Superarte a ti misma es más sencillo de lo que crees
Superarte a ti misma es más sencillo de lo que crees

¿Cuántos pasos has dado hoy? ¿Cuántas horas has dormido? ¿Cuántas kilocalorías has quemado? ¿Cuántos kilómetros has recorrido? El primer paso para mejorar tu estilo de vida es conocer de qué base partes, solo así podrás evolucionar y, sobre todo, motivarte con los progresos. Así que si eres de las que se mueve “por sensaciones”, ¡cambia el chip! Eso de salir a correr “un rato”, está bien, pero solo si controlas parámetros como la distancia, el ritmo y la frecuencia cardiaca podrás superarte y prepararte para retos como un 10k, e incluso un medio o un maratón. Además, si entrenas en (buena) compañía, podréis comparar vuestros resultados y animaros mútuamente. ¿Necesitas más razones para controlar tu actividad física diaria? Tenemos la definitiva: el próximo 26 de mayo tienes una cita con la Women's Health Fit Night Out y, si consigues darlo todo, tu sudor, pulsaciones y adrenalina tendrán su recompensa. 

¿Pero de dónde ha salido esta obsesión por cuantificar todo lo relativo a nuestra salud? Ya en el siglo XVI, Santorio de Padua hizo un seguimiento diario pesando aquello que entraba y salía de su cuerpo. Unos cuantos siglos después; para ser más exactos, en el año 2012, el científico Stephen Wolfram analizó sus hábitos y costumbres durante 20 años. Ambos predicaron con la creencia de que medir tu actividad diaria es prioritario para que te conozcas mejor y, por lo tanto, tomes decisiones más acertadas y aumente tu calidad de vida.

Tal y como explica Martin Giacchetta, entrenador personal del año según FIBO y embajador de Fitbit: “Una monitorización continua de factores como el pulso cardiaco puede ayudarnos a detectar algún tipo de anomalía y, por lo tanto, acudir al médico con mayor margen temporal”, explica, a lo que añade: “Independientemente de cual sea tu nivel, es recomendable llevar un control. En aquellas personas que no estén muy en forma o que hayan sufrido un período largo de inactividad, hará que no existan riesgos relacionados con la elevada exigencia cardíaca. Para los que están entrenados, la frecuencia cardíaca es crucial para el rendimiento, ya que tanto una baja frecuencia cardiaca, como una alta, son indicadores del correcto o incorrecto ritmo de la sesión”.

En pleno siglo veintiuno, las empresas a la vanguardia en tecnología son conscientes de la revolución que supone este nuevo movimiento healthy que defiende la autoanalítica personal y precisamente por eso han reinventado el mercado fit con gadgets como las pulseras de actividad: “Personalmente, soy más partidario del uso de monitores de actividad diaria que de pulsómetros cerrados. Motivan mucho más a lo largo del día. Son muy completos, es como si llevaras un entrenador personal abrazado a tu muñeca animándote a llevar una vida mejor y mucho más plena y saludable”, explica nuestro experto, Giacchetta.  

¡Descubre qué pulsera se ajusta mejor a tus necesidades y haz que cada paso cuente! Tatúate a fuego este mensaje: Lo que no se puede medir no se puede cambiar. ¡Palabra de Fitbit!

 

¿Quieres tener tu propio aliado fit? Recuerda: el próximo 26 de mayo toca ponerte tus mejores galas fit y disfrutar de la Women's Health Fit Night Out. No solo podrás sudar en la mejor de las compañías, sino que además podrás ganar uno de los cinco modelos de Fitbit que se sortean (¿a que es –casi– misión imposible escoger cual te gusta más?). Haz un círculo bien grande en el calendario, en el último jueves del mes, por que esta fiesta del deporte promete altas dosis de buenrrollismo. Pssst, pssst, además el equipo de Fitbit contará con “ojeadores” que tomarán nota de las mujeres que estén sacando su mejor versión.