Skillmill: la (nueva) cinta

Olvídate de las cintas de correr planas.
Women's Health -
Skillmill: la (nueva) cinta
Skillmill: la (nueva) cinta

Se llama Skillmill y ha aterrizado en los gimnasios con ganas de revolucionar tus entrenamientos. Es una cinta de correr, ¡pero mejor!

Miguel Ángel Martínez, director de innovación y calidad deportiva de los Clubs Claror, que ya la han incorporado en dos de sus centros, nos explica sus claves. “Se trata de un tapiz rodante sin motor, de manera que el movimiento se genera a partir de la fuerza que el propio corredor genera, y esto lo hace especialmente interesante para la aplicación del entrenamiento de alta intensidad, ya que permite ejecutar intervalos de entrenamiento cortos a una elevada velocidad”.

Como lo lees, la ventaja respecto a la cinta tradicional es que tú marcas la potencia, cuanto más rápido corras, más velocidad cogerá la cinta. ¿Como si fuera la rueda de un hámster? ¡Efectivamente! Si todavía no la has probado, aquí tienes tres motivos para sumarte a esta nueva forma de correr:

CULO DURO

Al tener que impulsarte sobre la cinta, participan distintos grupos musculares, especialmente los de tu trasero y la parte posterior de tus muslos. “La versatilidad que ofrece para hacer otras acciones más allá de correr, como empujar o ejercer tracción, implica una mayor activación de la musculatura, lo que incrementa el gasto calórico y la tasa metabólica basal”, afirma el experto de Claror, que añade que este modo de correr es semejante al patrón de marcha o de carrera habitual. Por lo tanto, si estás preparándote para una carrera y puedes escoger entre la cinta y la Skillmill, ve directa a por la segunda.

ANTILESIONES

“La forma curva de la base permite un impacto más controlado del pie contra la cinta, lo que disminuye el estrés articular”, señala Martínez. Esto también hace que se aumente la cadencia y que se fomente la pisada con la punta del pie. En otras palabras, si eres de las que talonean, esta máquina puede ser tu mejor aliada para corregir este vicio que te puede llevar directa a una lesión.

MÁS CONCENTRACIÓN

A diferencia de la cinta estándar, no se puede marcar un ritmo concreto, por lo tanto, debes estar ‘conectada’ a tu propia velocidad. ¡Se acabó el encender el piloto automático al correr en el gym! “Las cintas tradicionales no permiten cambios bruscos de velocidad, en cambio esta, al tratarse de una cinta no motorizada, permite correr a altas velocidades de manera prácticamente instantánea, usando además diferentes resistencias”, apunta Martínez.

También te puede interesar

Porque sabemos que puede ser muy aburrido

Te recomendamos

Las playas del mediterráneo ganan por goleada a las atlánticas...

Reebok rinde un homenaje a las mujeres fuertes que inspiran a otras a alcanzar su mej...

Almudena Fernández nos presenta las tendencias de baño 2018...

Que las agujetas no te paren...