Que la espalda no te dé la lata

Mantén una buena postura
Anna Valls -
Que la espalda no te dé la lata
Que la espalda no te dé la lata

¿Hay algo peor para una deportista que una lesión? Sí, lo hay. Y tiene un nombre: dolor de espalda. De hecho, la lumbalgia y otras patologías relacionada, se han convertido en un enemigo para tu salud. Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), un 80% de la población puede padecerla en algún momento de su vida.
Las causas, apunta Ángel Merchán, entrenador personal en Home Wellnes Madrid, son “el sedentarismo propio del trabajo y las posturas que adoptamos en el mismo”. Combate el dolor de espalda y aprende a evitar lesiones con estos consejos que propone Merchán:

En el trabajo
¿Cuántas veces has oído eso de “siéntate recta o te dolerá la espalda”? Si pasas demasiadas horas sentada en el trabajo, atenta porque puede pasarte factura. Para empezar, si quieres evitar el dolor de espalda, tienes que aprender a sentarte en la postura correcta. Una de las soluciones para conseguirlo es mantener la columna erguida en la silla o cambiar de posición cada 10 minutos. Además, levántate cada 50 minutos para andar y estirar los brazos por encima de la cabeza.

Aprende a mantener la postura correcta

En el peor de los casos, una mala postura puede convertirse en una lesión, la más común es la pérdida de la posición neutra de la columna (es decir, de las curvas naturales de la misma). No te la juegues. Para evitarlo, debes ser capaz de estabilizar la columna cuando el momento lo requiera, por ejemplo, cuando te agaches. El pilates es una buena opción para conseguirlo, con movimientos clave como los balanceos de pelvis en anteversión y retroversión.
Ahora que tienes la pelvis y la zona lumbar bajo control estabiliza la posición neutra de la columna con distintos ejercicios. Los puentes laterales, frontales y boca arriba son algunos de los que te ayudarán.

Otro de los problemas corrientes de espalda es la conocida “chepa”. Para evitarla, entrena la musculatura dorsal con ejercicios de extensión con fitballs, bosus, etc. Además, realiza ejercicios de pull down (jalón vertical) respetando la posición neutra de la columna en todo momento.
Para terminar, después de los ejercicios en estático, controla la estabilidad de la columna con ejercicios de estabilidad dinámica como las sentadillas, los splits,  el pull en suspensión (con TRX) o las flexiones de brazos y controla siempre la postura neutra de la columna.

** Angel Merchan es director y entrenador personal de Home Wellness Madrid. Puedes seguirlo en Instagram y en Twitter.

Te recomendamos

Barcelona: próximo objetivo para el Yoga Run de Solán de Cabras...

Tenis, HIIT, yoga, running… distintos deportes, distintos cuerpos, la misma exigencia...

BUFF® presenta el revolucionario tejido DryFlx®...

El espíritu de la maratón más internacional...

Crean un sistema inteligente de entrenamiento que se adapta a ti. ...