Cómo correr –sin riesgo de lesión- en la cinta

Por si no lo sabías es la máquina del gym más lesiva
Patricia Cantalejo -
Cómo correr –sin riesgo de lesión- en la cinta
Cómo correr –sin riesgo de lesión- en la cinta

No hay gimnasio sin cinta de correr. Además, siempre están ocupadas (o al menos eso te parece a ti cuando vas en hora punta al gym). Pero cuidado: es la máquina más “peligrosa” de todas. Según un estudio realizado por EllipticalReviews, está detrás de un tercio de las lesiones que se registraron en los recintos deportivos de Estados Unidos. En este particular ranking: las bicicletas estáticas estarían implicadas en un 10% de las lesiones, por delante de saltar a la cuerda, los balones medicinales y las pesas. (TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR CUÁL ES LA POSTURA CORRECTA EN LA CINTA DE SPINNING).

La cinta de correr ofrece muchos beneficios: puedes entrenar sin importar si fuera llueve, puedes controlar la velocidad, el tiempo o tu frecuencia cardiaca… también –en teoría- sufres menos impactos. Sin embargo, también es mucho más aburrido y, además, tiendes más a ignorar tu postura.

1.- Para empezar, porque tu zancada es muy limitada. Tendemos a correr en la parte delantera de la cinta. Si te sujetas a los estribos, también estarás comprometiendo tu postura. COMPLETA LA INFO: CUÁL ES LA POSTURA CORRECTA PARA CORRER.

2.- Según Podiatry Today, la fascitis plantar es uno de los problemas más comunes producidos por el uso de la cinta de correr. Los movimientos repetitivos pueden dañarte: por eso, no te olvides también de jugar con la inclinación de la cinta.

3.- Como es un movimiento “artificial”, muchas veces “pensamos” nuestros pasos: nos anticipamos a la carrera y damos zancadas muy largas, lo que puede dañar nuestra rodilla. Y, además, hacemos un mayor esfuerzo por mantenernos en la parte central de la cinta, lo que puede cargar los isquiotibiales.

4.- No caigas en el “efecto Enterprise”: no te obsesiones con los botones y mediciones. Debes mirar al frente para no cargar el cuello, ni la espalda. Elige la cinta de correr que esté al lado de un espejo para controlar la máquina desde tu reflejo.

5.- Cuidado con las arrancadas y frenadas. Cuando subas a la cinta de correr, empieza andando y –progresivamente- baja el ritmo. Deberás hacer lo mismo para bajar: cuidado con frenar de golpe.

Y ADEMÁS: 11 TRUCOS PARA QUE CORRER TE RESULTE MÁS FÁCIL

Te recomendamos

La verdura desintoxicante para tomar en cualquier momento y lugar...

Que las agujetas no te paren...

Las nuevas Nike Air Zoom Pegasus 35 te descubren el Zen Running...

Descubre si tu crema solar aguanta tus entrenamientos...