Cómo pasarte al triatlón

Aquí tienes pequeños-grandes trucos que te ayudarán a no tirar la toalla.
María Gijón -
Cómo pasarte al triatlón
Cómo pasarte al triatlón

La unión hace la fuerza

Busca un grupo con el que entrenar, ¡te lo dice Doña Voy A Mi Aire! Al principio no me entusiasmaba la idea, sin embargo, un día probé –casi por casualidad– una sesión con el equipo de Prorunners, ¡y ahora no entiendo por qué no lo hice antes! Mis aburridas e interminables series en la piscina –no me sentía cómoda nadando yo sola en aguas abiertas– han pasado a ser una aventura en la que los minutos (y los metros) pasan volando en buena compañía y en contacto con la naturaleza.

El gran evento
Cuando te sientas preparada, coge el calendario de triatlones y escoge el tuyo. Entrenar con un objetivo claro y definido es mucho más sencillo. Eso sí, sé realista y empieza por una prueba asequible. En serio, si te dejas guiar por el ego, lo único que conseguirás es no disfrutar de tu estreno, y eso es clave para que te mantengas motivada y con ganas de repetir. Ruano se muestra tajante: “Lo mejor es ir aumentando la dificultad de forma progresiva y adquirir experiencia para evitar esos errores de novato que pueden afectarnos si la prueba es de cierta longitud”. Échale un ojo a nuestro cuadro con las distancias y entra por la puerta grande en este mundo.

La unión hace la fuerza

Publicidad

Sin perder la cabeza

No hace falta que te hagas con el neopreno de edición limitada que acaba de presentar el olímpico Javier Gómez Noya. Por la salud de tu bolsillo, no tengas prisa a la hora de comprar material, hazlo según te vaya surgiendo la necesidad como triatleta y déjate asesorar por un experto.

Antiataques de pánico
Es inevitable, cuando nos damos cuenta de las semanas que faltan para el gran día. El terror nos invade y los pensamientos del estilo “solo tengo 30 días para aprender a nadar sin beberme medio mar Mediterráneo, ¡horror!” pasan a ser el pan nuestro de cada día. Don’t panic! Saleta tiene la solución: “No hay que tener miedo, pero sí respeto. Estamos hablando de un deporte muy duro y la idea de nadar, pedalear y correr puede parecer imposible, pero al final todo es cuestión de actitud. Yo siempre digo que los límites están donde tú quieras ponerlos, piensa que cuanto más te prepares, menos difícil lo verás”. ¡Así que dale duro! “No cuentes los días, haz que los días cuenten”, Muhammad Ali dixit. 

Come bien
No hace falta que revoluciones tu cocina. “De hecho, si partes de una dieta inicial correcta; es decir, basada en alimentos de calidad (frutas, verduras, legumbres, granos enteros, huevos, carne y pescado frescos…), sin procesados y con las calorías y nutrientes adecuados, la única modificación que deberías realizar en tu alimentación sería la de aumentar ligeramente la ingesta de proteínas y carbohidratos”, aconseja Anabel Fernández, directora técnica de Nutrición y Dietética en KOA. ¡Así que quieta! Ser triatleta no es tu pasaporte al cajón de los caprichos nutri. Suelta lentamente esas patatas fritas con sabor a queso y nadie saldrá herido...

Sin perder la cabeza

Publicidad

A tu medida

Estas son las distancias más populares:

Super Sprint
De 250 a 500 m de natación, de 6,5 a 13 km de ciclismo y de 1,7 a 3,5 km de carrera a pie.

Sprint
750 m de natación, 20 km de ciclismo y 5 km de carrera a pie.

Olímpica
1,5 km de natación, 40 km de ciclismo y 10 km de carrera a pie.

Medio Ironman
De 1,9 a 3 km de natación, de 80 a 90 km de ciclismo y de 20 a 21 km de carrera a pie.

Ironman
De 1 a 4 km de natación, de 100 a 200 km de ciclismo y de 10 a 42,2 km de carrera a pie.

DALE AL PLAY: AQUÍ TIENES TODOS LOS ENTRENAMIENTOS WOMEN'S HEALTH EN VÍDEO.

A tu medida

Publicidad
Te recomendamos

La verdura desintoxicante para tomar en cualquier momento y lugar...

Que las agujetas no te paren...

Las nuevas Nike Air Zoom Pegasus 35 te descubren el Zen Running...

Descubre si tu crema solar aguanta tus entrenamientos...