La revolución del calzado natural

Nike celebra los 10 años de su colección de "natural running"
Dàlia R. Bonet / Fotos: Nike -
La revolución del calzado natural
La revolución del calzado natural

Diez años después del lanzamiento de las primeras Nike Free, los de Portland han vuelto a revolucionar el mundo del calzado natural. Bajo el mantra “todo se basa en los pies, no en los zapatos”, Nike lanza la nueva colección Nike Free Running con tres versiones de grosor de suela disponible: Las Free 3.0 Flyknit (con cuatro milímetros entre el talón y la parte delantera del pie), las Nike Free 4.0 Flyknit (con seis milímetros de desplazamiento) y las Nike Free 5.0 (que, con ocho milímetros de desplazamiento, es un término medio entre la flexibilidad natural y una zapatilla de running tradicional).
Gama Free

La clave del desarrollo de estas zapatillas es que, para conseguir un movimiento natural,  se han rediseñado las suelas con un patrón de ranuras de flexión hexagonales que aportan flexibilidad multidireccional y permiten que el pie del corredor se pueda mover libremente en todas las direcciones.

La zona del talón se ha diseñado tratando de imitar la forma del pie con el objetivo que éste y el resto del cuerpo se muevan de forma más natural. Además, para la parte superior se ha utilizado la tecnología Flyknit, que fija el pie sobre la suela de perfil bajo (las Free 3.0 y las FGama Freeree 4.0), permitiendo que el pie se mueva más libremente en todas las direcciones. Esta tecnología combina elasticidad, apoyo y transpirabilidad en las zonas necesarias.

Pero, si no has probado nunca unas zapatillas “natural”, te preguntarás, ¿cómo es correr con este tipo de calzado?
Sean Mc Dowell, diseñador de Nike, con el que tuvimos la oportunidad de hablar durante la presentación oficial de la colección en Londres, hizo un símil bastante esclarecedor: “Es como cuando te rompes un brazo y te ponen una escayola. Al sacártela, tus músculos están débiles y atrofiados. Lo mismo ocurre si corres con zapatillas de suela muy rígida y gruesa durante mucho tiempo. Los músculos se contraen, se debilitan”.

Por tanto, correr con unas Free ayuda a que mejores tu pisada en los entrenamientos, a que fortalezcas la musculatura del pie, piernas y el tronco, ya que todo el cuerpo trabaja de forma distinta cuando el pie trabaja con un calzado natural.

No obstante, lo más importante, indica Mc Dowell, es conocer cuál es el tipo de pisada, y a partir de ahí probar cuál es la zapatilla que mejor encaja contigo.
“Recomiendo empezar a usarlas de forma progresiva. Primero una vez por semana, después dos, e ir aumentando si nos van bien hasta tres veces por semana, por ejemplo. Luego, hay gente que puede correr con ellas una media maratón. Pero todo somos diferentes. Funcionan para mucha gente, pero no para todo el mundo”.

Te recomendamos

Barcelona: próximo objetivo para el Yoga Run de Solán de Cabras...

Tenis, HIIT, yoga, running… distintos deportes, distintos cuerpos, la misma exigencia...

BUFF® presenta el revolucionario tejido DryFlx®...

El espíritu de la maratón más internacional...

Crean un sistema inteligente de entrenamiento que se adapta a ti. ...