La danza, elegancia y feminidad

Esta disciplina se ha convertido en trending workout.
Women's Health -
La danza, elegancia y feminidad
La danza, elegancia y feminidad

Tonifica, quema grasa, fortalece la zona abdominal, mejora la postura corporal y la capacidad de autocontrol. Si te has quedado boquiabierta con este video de Oysho de presentación de su nueva línea Gymwear Studio y estás deseando calzarte las mallas, descubre la magia de este deporte… nunca es tarde para bailar. ¿Te animas? sigue leyendo y ¡déjate llevar por la música!

Nuestra entrenadora, Isabel del Barrio (On my training shoes), que estudió ballet clásico por la Royal Academy of Dancing de Londres, nos confiesa cómo se enamoró de este deporte:

¿Qué ha significado la danza para ti?
La danza ha supuesto una base fundamental en mi formación y madurez, tanto a nivel personal como profesional. Es una parte de mí que me ha permitido tener conciencia de mi cuerpo, mi postura, y ello influye directamente en cada actividad que practico. Por otro lado, significa muchos valores importantes que como persona todos deberíamos tener: constancia, responsabilidad, sacrificio, sentido del trabajo… Personalmente, era mi vida hasta que dejé el ballet a los 19 años, mi única pasión y lo que me hacía querer superarme a mí misma cada día.

¿Cómo definirías la danza?
Martha Graham (bailarina pionera de danza moderna y contemporánea), no pudo definirlo mejor: “La danza es el lenguaje oculto del alma”. La danza es el arte del movimiento. Es la forma que tenemos de expresar sentimientos, emociones a través de nuestro cuerpo, nuestra expresión sin palabras. Es increíble lo que se puede llegar a sentir y emocionar viendo a un bailarín moverse, o representar una pieza. La danza es un todo combinado: elegancia, fuerza, carácter, sensibilidad, musicalidad. Por supuesto, es necesario trabajar la flexibilidad, alineación postural, coordinación, fuerza en los pies, y mucha, mucha técnica. 


¿Cómo empezaste a practicar esta disciplina?
Comencé en la Escuela África Guzmán con cinco años, pues mi prima iba allí, y me enamoró. Entonces no sabría todo lo bueno que me iba a aportar y la de grandes satisfacciones y lecciones que aprendería, además de las grandes amistades que aún tengo de mi época en la escuela. Lo echo de menos, porque ha sido sin duda una de las mejores etapas de mi vida. Es algo que agradeceré siempre a mis padres como parte de mi formación personal y profesional.

¿Qué le dirías a la Isabel que hace unos años estudiaba danza por la Royal Academy of Dancing of London?
Que por nada del mundo dejara la danza. Con el tiempo, universidad, trabajo, fui dejando esta parte, por falta de tiempo o más bien organización, y me he ido formando en otras facetas y desarrollando otras aptitudes físicas. A día de hoy, he perdido mucha elasticidad y echo muchísimo de menos el ballet y la manera de expresar mis emociones a través de la danza. Aunque no sea a nivel profesional, creo que se puede mantener este tipo de actividad como complemento al resto, y volver a la nuestra esencia.
Ahora practico lo que puedo, aunque sea en casa, para recuperar sensaciones, volver a la elegancia del movimiento, elongar la musculatura y disfrutar con algo que me tiene enamorada.

¿Qué le dirías a aquellas mujeres que se están planteando empezar en el mundo de la danza?
Que se dejaran llevar por sus instintos. La danza tiene esa parte de dejarse fluir y expresar lo que llevamos dentro, pero tiene infinidad de beneficios físicos y mentales, además de mejorar nuestras habilidades y sentidos. La danza es una actividad en la que no sólo se trabaja a nivel cardiovascular (lo que beneficioso para nuestro corazón, sino que desarrollamos la memoria (aprender con rapidez las coreografías), la coordinación, el sentido de la musicalidad, y movimientos y postura armoniosos. Desde el punto de vista físico, la danza ayuda a obtener un cuerpo estilizado, mejorar la flexibilidad y movilidad articular, y es una fantástica actividad que nos estimula y reta. Se pueden llegar a quemar hasta 900 Calorías por sesión, por lo que también es muy recomendable si se desea eliminar eso que nos sobra.

¿Cómo encuentras la motivación para hacer ejercicio cada día?
Me motiva querer aprender más de mí misma cada día. La motivación de que siempre puedes aprender algo nuevo, sentir algo distinto y mejorar cómo hacer las cosas me motiva y me crea ilusión. Es cierto, que no siempre estamos con los ánimos arriba y en ocasiones nos cuesta, pero es importante buscar pequeños objetivos y mejoras para ir avanzando poco a poco.

Isabel del Barrio

Te recomendamos

Barcelona: próximo objetivo para el Yoga Run de Solán de Cabras...

Tenis, HIIT, yoga, running… distintos deportes, distintos cuerpos, la misma exigencia...

BUFF® presenta el revolucionario tejido DryFlx®...

El espíritu de la maratón más internacional...

Crean un sistema inteligente de entrenamiento que se adapta a ti. ...