¿Cómo entrenar con una pulsera de actividad?

Aprende a descifrar lo que te dicta el corazón… literalmente.
Women's Health -
¿Cómo entrenar con una pulsera de actividad?
¿Cómo entrenar con una pulsera de actividad?

La tecnología wearable sigue en auge. LLeva dos años en el podio de la lista de tendencias del fitness que elabora el American College of Sports Medicine y se ha convertido en todo un must have de aquellos que quieren sacar su mejor –y monitorizada– versión. Sé sincera, las veces que has salido sin tu fitband y has dicho aquello de ‘es que quiero correr por sensaciones’, en realidad se te olvidó encima de la mesita. 

No es necesario que te digamos que abrazar tu muñeca con este gadget no hace que cruces la puerta del gimnasio cada mañana. Lo que sí va a lograr es que saques el máximo partido de cada sesión. “La monitorización de la frecuencia cardíaca sirve para cuantificar el entrenamiento, tanto a nivel de intensidad como de volumen”, explica Jordi Notario, entrenador y técnico deportivo del equipo de formación de DiR. “Este control ayuda a ajustar los estímulos necesarios de una forma más rigurosa”, añade. De este modo, cuando escuches al coach de spinning decir: “Ahora esprintamos al 80%”, será tan sencillo como regular la carga de la bici o ajustar la velocidad del pedaleo en función de lo que te chive tu pulsera. ¡Nunca terminarás la clase sin haber hecho bien los deberes fit! Y, ¿en qué se acaba convirtiendo la palmadita en la espalda que te da tu tecnoaliado? ¡En ganas de repetir! COMPLETA LA INFO: USA LA FRECUENCIA CARDIACA PARA ENTRENAR

“Esta forma de entrenar más objetiva –en la que se puede valorar el esfuerzo y sus resultados– ayuda a la motivación”. Pero empecemos por lo básico, ¿qué es realmente la frecuencia cardíaca o FC? “Es el número de contracciones que realiza el corazón por minuto. En función de la cantidad de pulsaciones nuestra fisiología experimenta distintos cambios y adaptaciones”, apunta Notario. Son muchas las variables que influyen en la marcha que tienen tus latidos. “Hay que tener en cuenta la edad del individuo, así como su condición física”, señala el experto. Sí, por mucho que tu cuñada presuma de ir a correr cada día, su pulso tiene la última palabra: las personas deportistas tienen una FC menor, tanto en reposo como durante el ejercicio. Así que mira los datos de su pulsera inteligente y si tiene las pulsaciones por las nubes, ¡pillada!

CON MUCHO RITMO

¿Quieres ser una alumna aventajada en materia de FC? Pues hay una serie de conceptos que deben formar parte de tu diccionario fit, toma nota: “FC máxima, que equivale a la máxima capacidad de nuestro sistema cardiorrespiratorio durante el esfuerzo. La FC mínima es la cantidad de contracciones por minuto que experimenta nuestro corazón en reposo. Por último, la variabilidad de la FC es la variación de los intervalos de tiempo que hay entre latido y latido”.

Ahora que ya conoces estos tres conceptos, ¿adivinas cuál es el más importante? Según muchos expertos, la variabilidad de la FC es el indicador de salud más completo. “Unos valores de variabilidad altos se vinculan a estados de bienestar físico y psíquico en la población en general. En el caso de los deportistas regulares, además, es un indicador de las adaptaciones positivas al deporte y permite detectar evoluciones negativas”. Es decir, cuanto más irregular sea tu corazón, ¡mejor! Por lo tanto, si comparas los valores de variabilidad y detectas un aumento entreno tras entreno, es que tu cuerpo está asimilando correctamente el ejercicio y está mejorando su rendimiento, pero si hay una tendencia a que disminuya, ¡ojo, algo no va bien, puedes estar cayendo en errores como el sobreentrenamiento!

EL PODER DE LOS ESTÍMULOS

Para comprender la importancia de este indicador hay que conocer su relación con el sistema nervioso autónomo, que tal y como apunta Notario, “es el que controla y regula órganos como el corazón, el estómago y los intestinos, y decide la predominancia del sistema nervioso simpático o del parasimpático”. Comparado con nuestros antepasados, nuestro sistema de seguridad particular está atrofiado al ir siempre a medio gas (la variabilidad es menor). ¿Cómo saber si tu organismo está con la guardia baja? “Lo más recomendable es hacerte un electrocardiograma en una prueba de esfuerzo con supervisión médica. Otro método es el uso de un pulsómetro (o banda de frecuencia cardíaca) con registro de todos los intervalos R-R de forma consecutiva”, sugiere el experto. ¿Quieres llevar la teoría a la práctica? Ponte las zapatillas y cuídate, corazón. Y ADEMÁS: PULSÓMETRO, TU NUEVO ALIADO

¿CÓMO ELEGIR UN SMARTWACH?

No te pierdas nuestro vídeo. Martin Giacchetta (www.martingiacchetta.com, @martin.giacchetta), uno de los entrenadores más prestigiosos y CEO de Boutique Gym, nos da algunas claves que hay que tener en cuenta y nos cuenta su experiencia con #FitbitVersa.

COMPRA TU PULSERA DE ACTIVIDAD EN AMAZON PINCHANDO AQUÍ

 

Te recomendamos

La compañía de neumáticos premium Hankook tiene sus miras puestas en el presente… y e...

BUFF® presenta el revolucionario tejido DryFlx®...

¡La confianza y seguridad nacen en tus pies!...

El espíritu de la maratón más internacional...

Crean un sistema inteligente de entrenamiento que se adapta a ti. ...

Descubre el primer yogur vegetal de almendra con sello vegano...